Los 10 mandamientos obligados de un diseño de presentaciones (¡con técnicas de Steve Jobs!)

Daniel Assael
Daniel Assael

Seamos sinceros, la gran mayoría de las presentaciones son terribles. Casi siempre presentan uno o más problemas: viñetas débiles, temas cojos, imágenes aburridas y gráficos que parecen salidos de Microsoft 98. Con el paso de los minutos, tu audiencia se empieza a dormir, a carcajearse mentalmente con el último meme en Facebook o a revisar desesperadamente sus mensajes de WhatsApp.

Cómo hacer presentaciones que no sean aburridas
Imagen de Robert Ignasiak en Dribbble

Las presentaciones a menudo reciben malas críticas, y muy seguido la persona que da la presentación es una víctima más como los pobres que la escuchan. A todos nos ha tocado presenciar estos magníficos discursos que matan lentamente el punto de la presentación.

"¡Dios trágame tierra! ¡Please que suene la alarma sísmica! Haré como si escucho mientras pienso cómo disfrazar a mi perro…"

Con demasiada frecuencia, las diapositivas son puro texto pesado y el presentador simplemente las lee. Y aunque hay información importante que se discute y la audiencia tiene las mejores intenciones de escuchar, sus mentes comienzan a preguntarse en la inmortalidad del cangrejo y el aburrimiento prevalece.

La audiencia es captada por la historia que cuentas, no por la cantidad de diapositivas en las que se dice.

Si tú eres director, mercadólogo, vendedora, estudiante, profesora o líder de opinión, este artículo es para ti. En el momento en el que te toca hacer una presentación, automáticamente te conviertes en diseñador, te guste o no.

¡Haz que tus presentaciones sean memorables con Canva! Ten únicamente diapositivas asombrosas que emocionen, impresionen y cautiven a tu audiencia con gran estilo. Tus diseños te harán el master del arte de la presentación. ¡No dejes que el mal del Power Point se te pegue!

Cómo hacer buenas presentaciones de Power Point

Para ayudarte a agregar un poco de chispa a tus próximas diapositivas, te presentamos a continuación los diez mandamientos de una buena presentación y las estrategias favoritas de uno de los mejores presentadores de todos los tiempos: Steve Jobs.

1. Familiarízate con el storytelling

Las presentaciones más interesantes cuentan una historia continua, donde la audiencia siente curiosidad por lo que va a pasar a continuación.

Olvídate de la computadora y primero redacta la historia de la presentación en papel. Solo cuando estés satisfecho con la narrativa, comienza a diseñar las diapositivas. Recuerda planificar; la mayoría de las presentaciones están escritas sin ningún tipo de rima o razón y esto es contraproducente.

Storytelling en presentaciones
Imagen de Canva

Dado que el objetivo de tus diapositivas es ilustrar y expandir lo que vas a decir a tu audiencia, debes saber previamente lo que piensas decir y luego descubrir cómo visualizarlo. A menos que seas un experto en improvisación, asegúrate de escribir o delinear tu presentación antes de intentar armar las diapositivas.

Por último, asegúrate de que tu guion siga las convenciones de narración de cuentos: dale un comienzo (introducción), un medio (desarrollo) y un final (conclusión). Siempre ten clara la llegada del clímax, trata de tener ansioso a tu público por saber qué sigue, y cuando sea posible, siempre déjalos queriendo más.

Plantillas para diseñar presentaciones
Edita esta presentación en Canva

Cuando Steve Jobs introdujo el iPod, primero describió el problema de la audiencia (antagonista), enumerando las costosas e incómodas formas de escuchar música en movimiento, como el famoso reproductor de CD portátil. Hasta que decide revelar la solución (héroe): el iPod, que por primera vez permitió que guardáramos toda nuestra música en nuestros bolsillos.

2. Abre con un gancho

Al igual que la mejor película, la mejor presentación sacude a su audiencia desde el principio y luego mantiene toda su atención en el narrador.

Abre con algo sorprendente o intrigante, algo que haga que tu público se siente y tome nota. Los ganchos más poderosos suelen ser aquellos que atacan directamente a las emociones de tu audiencia. Ofrécele un gancho maravilloso a tu audiencia y el resto de tu presentación será pan comido.

El momento gancho puede ser algo estimulante, como cuando Steve Jobs sacó la MacBook Air de un sobre manila para demostrar su delgadez.

Crea presentaciones con gancho
Edita esta presentación en Canva

3. Mantenlo simple

Empacar demasiada información en una diapositiva dañará por completo su propósito. Sea cual sea el estilo que elijas, mantenlo simple. No dejes que tu mensaje y capacidad para contar una historia se descarrilen con diapositivas innecesariamente complicadas, abrumadoras o llenas de basura visual. Nada en tus diapositivas debe ser superfluo, nunca; deja que tus diapositivas tengan un montón de espacio en blanco.

Cómo crear presentaciones simples
Edita esta presentación en Canva

No te sientas obligado a llenar áreas vacías en tus diapositivas con gráficos innecesarios, cuadros de texto que no contribuyan a una mejor comprensión o incluso con el logotipo de tu empresa. Cuanto menos desorden e información tengan tus diapositivas, más poderoso será el mensaje visual.

Guy Kawasaki, experto en marketing y Evangelist de Canva, recomienda atenerse a la regla del “10/20/30”: la presentación debe contar con no más de 10 diapositivas, no sobrepasar los 20 minutos de duración y no contener tipografías con cuerpo menor a 30.

4. Opta por poco texto, pocos puntos

Si eres de los que en sus presentaciones ponen todo lo que quieres decir en grandes bloques de texto y te pones de espalda a tu audiencia para leer con gran determinación, ¡felicitaciones!, acabas de causar la muerte por aburrimiento a todo tu público.

Las mejores diapositivas pueden no tener texto en absoluto. Esto puede parecer una locura dada la dependencia de las diapositivas con el texto, pero las mejores presentaciones están destinadas a respaldar la narración del presentador, no a hacer que el presentador sea redundante. No te sientas obligado a llenar tus diapositivas con mucho texto o viñetas, tus diapositivas son ilustrativas para tu presentación, no la presentación en sí.

Tus diapositivas deben subrayar y reforzar lo que dices al dar tu presentación. Nadie recordará 10 viñetas, pero recordarán 10 diapositivas convincentes. Usa cada diapositiva para construir una historia e intenta plasmar una idea por diapositiva.

En contraste, Steve Jobs a menudo usaba diapositivas tipo Zen con solo una imagen o palabra.

Cómo crear presentaciones con poco texto
Edita esta presentación en Canva

5. Incluye imágenes y gráficos

El cerebro es básicamente un órgano flojo, por lo que debes facilitar las cosas para tu audiencia.

Nada hace que los ojos de la gente exploten más rápido que una diapositiva con mucho texto. Usa imágenes, diagramas, gráficos, videos o cualquier apoyo visual para romper la monotonía de las palabras.

Haz tus diapositivas lo más simple posible, presentando solo un tema o imagen por diapositiva. Recuerda que quieres que las personas presten atención a lo que estás diciendo, sin intentar leer o tener que enfocar mucho su atención a un mismo punto. A la mayoría de los presentadores les gusta atascar sus diapositivas lo más posible, sin entender que la información extra impide el aprendizaje.

Por ejemplo, cuando Steve Jobs dio a conocer el iPhone, dio a los medios un titular listo para usar: "Hoy, Apple reinventa el teléfono" en conjunto con una sencilla imagen del iPhone.

Tú también debes construir diapositivas visualmente atractivas y estéticas, prefiriendo imágenes simples sobre texto aburrido. Asocia una imagen con información verbal y aumenta drásticamente la capacidad de las personas para recordar la información. Además, al usar gráficos de gran calidad, estás agregando emoción e interés visual a tu presentación. ¡Imposible no mantener al público involucrado con apoyos visuales!

Tip: Trata de usar imágenes de personas en tus diapositivas, ya que estas tienden a conectar a tu audiencia con la diapositiva en un nivel más emocional.

Cómo crear presentaciones con gráficos
Edita esta presentación en Canva

6. Aprende lo que significan los colores

El color evoca sentimientos. El color es emocional. Usa el color correcto y lograrás persuadir o motivar a tu audiencia. Los estudios demuestran que el uso del color puede aumentar el interés y mejorar la comprensión y retención del aprendizaje.

Para eso, no es necesario ser un experto en teoría del color, pero es bueno que los profesionales conozcan al menos un poco sobre el tema. Los colores se pueden dividir en dos categorías generales: Fríos (azul y verde) y Cálidos (naranja y rojo). Los colores fríos funcionan mejor para fondos, ya que parecen alejarse de nosotros. Los colores cálidos generalmente funcionan mejor para los objetos en primer plano (como el texto) porque parecen venir hacia nosotros.

Colores fríos y cálidos

Ojo:

  • Si vas a presentar en una habitación oscura (como una sala grande), entonces un fondo oscuro (azul oscuro, gris, etc.) con texto blanco o claro funcionará bien. Pero si planeas mantener la mayor parte de las luces encendidas (lo cual es muy recomendable), entonces un fondo blanco con texto negro u oscuro funciona mucho mejor.
  • Una paleta de colores armoniosa puede mejorar fácilmente el aspecto de tu presentación. No hay necesidad de degradados o texturas complejas; puedes obtener excelentes resultados con los colores sólidos adecuados.
Cómo usar el color en las presentaciones
Edita esta presentación en Canva

7. Elige la tipografía correcta

Las fuentes comunican mensajes sutiles en sí mismas, por lo que debes elegir las fuentes de forma premeditada.

Utiliza el mismo conjunto de fuentes en toda la presentación y no uses más de dos fuentes complementarias. Asegúrate de entender la diferencia entre una fuente Serif (ej: Times New Roman) y una fuente Sans-Serif (ej: Helvética).

Las fuentes Serif fueron diseñadas para ser usadas en documentos llenos de mucho texto. Se dice que las fuentes Serif son más fáciles de leer en tamaños de letra pequeños, pero para las presentaciones en pantalla, las Serifs tienden a perderse debido a la resolución baja de los proyectores. Las fuentes San-Serif son generalmente las mejores para presentaciones; como Arial, Helvética o Calibri tienden a ser las más fáciles de leer en pantallas.

Qué tipo de letra usar en tus presentaciones

Usa fuentes decorativas solo para encabezados de diapositivas, y solo si son fáciles de leer. Las fuentes decorativas tipo caligrafía, escritura futurista, art nouveau, entre otras, son difíciles de leer y deben usarse solo para los grandes títulos.

Qué tipo de letra debes usar en tus presentaciones
Edita esta presentación en Canva

Y recuerda siempre alinear el texto hacia la izquierda o derecha. El texto centrado es más difícil de leer y se ve poco profesional. Alinea todo tu texto; evitarás el desorden, se verá mejor y será más fácil de seguir.

8. Presenta una cosa a la vez

En cada momento, lo que está en la pantalla debe ser lo que estás presentando.

La audiencia leerá casi instantáneamente cada diapositiva tan pronto como se muestre; si expones todas tus viñetas por adelantado, la audiencia estará tres pasos delante de ti, esperando a que tú te pongas al corriente en vez de escuchar con interés el punto que estás exponiendo.

Planifica tu presentación para que solo se muestre un nuevo punto en un momento dado. Recuerda que tu trabajo como presentador es controlar el flujo de información para que tú y tu audiencia permanezcan sincronizados.

Cuando Steve Jobs presentó el iPod, no explicó detalle a detalle que tenía 5 GB de almacenamiento y pesaba 6.5 onzas. En cambio, dijo que podía cargar 1,000 canciones y demostró físicamente cómo era lo suficientemente pequeño como para caber en su bolsillo.

Cómo hacer buenas presentaciones
Edita esta presentación en Canva

9. Haz preguntas

Las preguntas despiertan interés, curiosidad y atraen audiencias. ¡No pares de preguntar! Desarrolla tensión planteando una pregunta y dejando a tu público pensando. Pon a prueba su conocimiento y luego muéstrales lo poco que saben. Si es apropiado, participa en la pregunta y da respuesta en conjunto con tu audiencia.

Cómo hacer presentaciones con preguntas
Edita este diseño en Canva

10. Cierra con un Call-to-Action

Si lograste hacer todo lo anterior entonces ya tienes una presentación increíble. Ahora, si estás buscando un poco más y quieres hacer algo único, entonces finalizar tu presentación de una manera inolvidable es como debes hacerlo.

El ejemplo más famoso sería "one more thing" de Steve Jobs. Steve concluía sus presentaciones al hacer un anuncio extra al final de sus lanzamientos de producto, a menudo incluso más emocionante que el resto de la presentación.

Haz la última diapositiva lo suficientemente interesante y poderosa para dejar a tu audiencia con un final estremecedor. ¿Qué te gustaría que recuerden?

Cómo crear presentaciones memorables
Edita esta presentación en Canva

Y bien, ahora estás listo para conquistar las tierras dominadas por grandes bloques de texto y gráficos del milenio pasado; solo un par de pasos te separan de uno de los más grandes presentadores de todos los tiempos. Empieza a planear tu presentación y dirígete a Canva para comenzar a diseñar las diapositivas que te harán un maestro en el arte de la presentación.

Suerte y que la creatividad de Steve te acompañe al diseñar…