Inspírate con estos 20 ejemplos de diseños impresionantes de membretes

Membretes de Canva

Hay una cierta elegancia y atemporalidad al usar un membrete con un diseño específico en la correspondencia de tu empresa (o personal).

Incluso si nunca las escribes a mano (que es lo máximo en cuanto a personalización se trata), una carta mecanografiada se ve más considerada cuando el diseño del membrete es impresionante. Para las empresas, un membrete que muestra su branding es una forma más de impresionar a los clientes y hacer que la compañía sea más difícil de olvidar. Lo mejor de diseñar un membrete es que se puede emplear en otras cosas además de cartas; documentos digitales, emails, newsletters, facturas, notas de agradecimiento y muchas más.

Si lo que no sabes es donde o cómo comenzar a diseñar un membrete, chécate estos consejos y ejemplos diseños para que tu creatividad se despierte.

1. Resalta tu branding

Sí, puedes (y quizás debas) incluir un logotipo en tu membrete, especialmente si es para un empresa, pero deberías pensar en otras formas crear de incorporar el branding. Aquí por ejemplo, Shane Helm utiliza partes del ícono principal de logotipo tanto en el membrete como en la tarjeta de presentación, cumpliendo dos objetivos al mismo tiempo: mostrar los colores como un elemento de diseño visualmente interesante y enfatizar la imagen de la marca de tal forma que no se vea forzada o repetitiva.

2. Mantenlo simple

Si bien el consejo anterior sugiere resaltar la marca, no es recomendable hacerlo de tal forma que le reste valor o distraiga del contenido principal del documento. Observa como lo hace Jonny Delap, que mantiene su membrete personal limpio (con un diseño impactante al mismo tiempo) usando solo uno o dos colores de realce (una buena combinación del azul ligeramente grisáceo y azul marino oscuro) y un layout con mucho espacio.

3. Utiliza bien el espacio

Es típico que los membretes vayan en la parte superior de la página, pero eso no significa que sea obligatorio. Este diseño, hecho por Andrew Littmann hace un buen uso de todos los lados del papel para incluir información adicional como el contacto, ubicación e incluso el eslogan de la compañía. Además, incorporó un bonito toque: observa cómo usó la forma del logotipo para crear un patrón en el borde izquierdo de la página y el fondo del sobre — una forma sutil de reforzar el branding.

4. Adórnalo

Si de verdad quieres tu membrete resalte, busca una impresora que tenga capacidad para ciertos efectos especiales. Este diseño de Jennifer Lucey-Brzoza cuenta con una impresión sin área de sangrado y lo que parece una tinta metálica para conseguir un aspecto distinguido.

5. Céntrate en la tipografía

Si prefieres lo clásico, prueba con un diseño que ponga a la tipografía en el centro de atención, como este membrete de Alex Rinker. La mezcla de tipografías — desde una sans serif sombreada y gruesa hasta una letra más vintage — convierten una información vista normalmente como necesaria en una característica de diseño atractiva.

6. Utiliza imágenes relevantes

Este diseño hace uso creativo del espacio positivo y negativo (en este caso, a través de siluetas) para incluir imágenes que reflejan la marca y al mismo tiempo están dirigidas a una audiencia en específico (probablemente las personas que les encante la aventura). A su vez, el contraste entre el esquema cromático de rojos y blancos hace que este diseño de Damian Hernandez sea definitivamente atractivo.

7. No ignores el otro lado

Si estás enviando cartas en físico, incluir algo en la parte de atrás, así sea solo un color liso o patrón, le da al diseño ese toque elegante y especial. Si miras más el siguiente membrete, diseñado por Matt Yow, verás que el patrón cuenta con figuras similares a las del símbolo de la marca en el frente.

8. Prueba con un emblema o escudo

Si buscas un gráfico más personalizado para tu membrete, un emblema o escudo son buenas opciones, especialmente si se trata de correspondencias personales. Inclusive, puedes colocar en ellas íconos o imágenes que reflejen tu personalidad o intereses, y lo bueno es que también sirven para empresas, como nos prueba AJ Brockman en este diseño.

9. Amplía

Otra forma de sacarle juego a tu branding es ampliando algún elemento de tu logotipo u otro gráfico para que se pueda usar como patrón o elemento abstracto, lo que sirve a la perfección cuando dicho elemento tiene características geométricas o lineales. En este diseño, Mohd Almousa toma el logotipo de su cliente y lo agranda considerablemente, creando un fondo espectacular para la correspondencia de la compañía.

10. Fírmala

Utilizar tu firma como parte del diseño, así como lo hizo Belinda Love Lee, es adecuado tanto para una correspondencia personal o empresarial y le da al membrete un aspecto muy personalizado y distinguido. A su vez, como tu firma es única, esta es una forma sencilla de asegurarte que tu membrete tenga un diseño como ningún otro.

11. Agrega un sello

Los sellos de goma personalizados no son muy costosos y pueden hacer que tu membrete (tarjeta de presentación, sobre o cualquier otro recurso) se vea que va con tu marca, además que le dan un estilo así como casero. En este diseño de Bryan Kidd, el sello es un buen toque de color que refuerza este punto.

12. Elige un color de realce

Seleccionar un color reconocible como realce para darle brillo a un diseño blanco y negro puede cambiar por completo el ánimo de un membrete, como el diseño de J.D. Reeves, que tiene una onda moderna y fresca gracias al turquesa menta.

13. Préstale atención al papel

La calidad del papel que eliges para tus cartas puede marcar una diferencia en la impresión que dejan. La sensación que dejan los papeles texturizados y gruesos  tiene un cierto lujo y si es este aspecto de tu marca lo que quieres reflejar, una buena elección es la cartulina de algodón. Mauricio Cremer llevó este punto más allá con su diseño, en el que optó por emplear una impresión tipográfica en el tipo de papel mencionado.

14. Pide prestado otros artistas

Por mucho que no lo vayan a admitir, los artistas se conocen por tomar ideas y copiarse del trabajo de otros, eso es parte de su proceso creativo. Así que si te cuesta elaborar un diseño interesante para tu membrete, inspírate en el trabajo de otros artistas y movimientos. Así lo hizo Michael Molloy, quien tomando como base la estructura de cuadrícula y bloques de colores primarios característicos de las pinturas de Mondrian, realizó este diseño.

15. Cambia

¿Tienes una identidad de marca bien establecida pero quieres que todo se vea nuevo y fresco? Cada cierto tiempo, cambia el esquema cromático, así lo ha hecho Damian Kidd con la gama de colores vibrantes que realzan el simple logotipo tipográfico de este conjunto de correspondencias.

16. Maximiza tu logotipo

Este consejo es sencillo: más ojos ven tu logo, más lo recuerdan. Sin embargo, nunca es bueno ser exagerado, hay que tener un equilibrio, como el que logró Oven Design Workshop al adaptar el logotipo como un elemento decorativo en la esquina del membrete y haciendo otra cosa distinta en la parte de atrás del papel.

17. Envuélvelo

Envolver la información quieres incluir en tu membrete con un marco o figura, como el diseño de Tim McGrath, que utilizó un lazo y logró que todo se vea más organizado. Además, que es más fácil cambiarle el tamaño para luego colocarlo en cualquier otro recurso, sea impreso u online.

18. Repite colores y figuras

Este diseño de Chris Eichberger tiene dos tonos de anaranjado y cuenta con una repetición creativo de las líneas diagonales en el logotipo para crear un membrete y conjunto de tarjetas de presentación que es tan visualmente interesante como coherente.

19. Súbele al contraste

El blanco y negro, así como el azul marino y azul crema son dos combinaciones de colores que por lo profesional y atemporal que son, funcionan en prácticamente cualquier estilo de membrete. En este ejemplo, el diseño de Seth Addison tiene un impacto mayor poniendo colores de mucho contraste con un logotipo simple y elegante.

20. Utiliza una marca de agua

Una forma sutil de llamar la atención sin utilizar mucho espacio de tu documento es con una marca de agua, así como este trabajo de Mattia Forza, en el que la marca de agua es lo suficientemente transparente que puedes escribir o imprimir encima.

Un diseño de membrete bien elaborado puede ser muy efectivo para impulsar tu marca y dejar una buena impresión en las personas con las que te comunicas. Si analizas este artículo en detalle, verás que la mayoría de los ejemplos se destacan por una cosa en común:

Utilizan creativamente elementos distintivos como los logotipos, íconos y esquemas cromáticos, encontrando formas originales para emplearlos y crear un aspecto igual o relacionado en varios materiales impresos, tales como cartas de presentación y sobres.

No hay razón por la que no puedas hacer lo mismo. Inspírate en estos diseños y ya tendrás una buena base para hacer un membrete personal con el que tú o tu empresa se vean bien.