Cómo hacer un portafolio de diseño sorprendente con 20 consejos profesionales

Diseñador trabajando

Los diseñadores de hoy en día pueden poner fácilmente su trabajo en el Internet con un tema, un sitio web o a unos cuantos clics.

Sin embargo, antes de que existiera el Internet, los diseñadores tenían que recopilar portafolios físicos impresos y esperar a conseguir una entrevista para que alguien viese sus trabajos. En la actualidad, cualquiera que esté conectado a un dispositivo puede ver tu trabajo. Claro, puedes poner tus proyectos en un sitio web o en un tweet o compartirlos, ¿pero realmente eso basta para que tu talento sea apreciado? ¿Cómo planeas estar en primera fila? ¿Qué hará que tu trabajo sea diferente al resto?

Este es el consejo que nos ofrece el director creativo, escritor, anunciante y profesor de publicidad de la Boston University, Edward Boches: “La respuesta aún podría ser la generación de ideas. La capacidad de pensar una idea original, relevante, útil y valiosa — ya sea un anuncio, una aplicación, una experiencia, un video o una plataforma digital — que resuelva un problema”.

Así que sabiendo que tienes el gancho, mucha creatividad e ideas originales, puede que te estés preguntando, ¿cómo puedo unir todo para dejar al reclutador o al director creativo con la boca abierta? Bueno, a continuación te presentamos unos puntos clave para hacer tu priopio portafolio de diseño:

01. Ten cuidado con lo que incluyes

Liz Designs Things / portafolio

Sigue mi consejo, no tomes toda tu biblioteca de creaciones, ni saques unas cuantas fotos y las incluyas con un título. Tómate tu tiempo para revisar todas tus obras, excluye todo lo que no te haga sentir orgulloso o aquello que consideres que no es tu mejor trabajo.

El portafolio de Liz Grant es limpio, simple y hermoso. No está sobrecargado y puedes navegar fácilmente a través de él.

“Descubrí que lo que pones en tu portafolio para que la gente lo vea, es lo que recibes a cambio. Entonces, si no quieres cierto tipo de cliente, no muestres ese tipo de trabajo en tu portafolio. Además, muestra lo mejor que tienes, no tienes porqué mostrarlo todo. Las personas tienen períodos de atención cortos, especialmente en la web, así que procura mostrar lo mejor primero — no los obligues a excavar a través de cientos de proyectos para encontrarlo”, dice Grant.

Big Human Agency / portafolio

02. Selecciona tus mejores obras

Nowhere Famous Agency / portafolio

Hablamos de los proyectos en los que fuiste exitoso, en los que recibiste increíbles críticas y obtuviste buenos resultados. La agencia Nowhere Famous resalta sus mejores y más hermosos trabajos en una manera como si los estuviesen poniendo frente a tu rostro. ¡Son tan dramáticos que te despiertan las ganas de dar clic en alguno! ¿Verdad? El portafolio de Stefan Lucut sólo muestra unas cuantas obras que se exhiben como una pequeña galería con mucha variedad.

Stefan Lucut / portafolio

03. Exhibe tu trabajo más único y creativo

Duoh! / portafolio

Estas obras le dan la espalda a las últimas tendencias. No siguen un tema de WordPress ni tampoco lo que todo el mundo está haciendo. Hacen que las personas piensen “¡increíble, eso sí es genial!”. ¡Este portafolio por Duoh! — y el sitio completo — es sorprendentemente único! Rain Creative Lab muestra su trabajo en grande y llamativo, además los espectadores pueden desplazarse en su portafolio de arriba a abajo y a los lados.

Rain Creative Lab / portafolio

04. Elige la variedad

Corina Nika / portafolio

No incluyas sólo una forma de diseño como diseño de sitios web o ilustraciones. Aunque con esto no quiero decir que no todo debería funcionar entre sí. Procura garantizar que siga pareciendo que se trata del trabajo de la misma persona. La directora artística y diseñadora Corina Nika incluye una gran variedad de sus proyectos en su portafolio y se entrelazan a la perfección. Studio Mast incluye una variedad considerable pero mantiene todo unido con fondos sólidos y consistentes.

Studio Mast / portafolio

05. Decide cuántas de tus obras vas a incluir

La respuesta a esta duda varía dependiendo a quién le preguntes. Elige la calidad, no la cantidad. Yo te aconsejo el número 10 como el mínimo y no más de 20 como máximo. No quieres perder el período de atención del espectador.

No importa que tan maravilloso sea tu trabajo, el espectador seguirá desplazándose únicamente por unos cuantos proyectos antes de pasar al siguiente. El diseñador Thuy Truc tiene un estilo simple que puedes notar desde el instante en que haces clic en la página de su portafolio. Él ha seleccionado un puñado de proyectos exitosos que son agradables y llamativos, pero esto último sin resultar abrumador.

El portafolio de Olly Sorsby presenta un proyecto y luego muestra un puñado de proyectos adicionales. Usar este formato dirige la atención del espectador directamente hacia el proyecto que él quiere que vea primero para que no resulte abrumador.

06. ¿Necesitas un portafolio en línea y uno físico?

Abra Design

En estos días la mayoría de los diseñadores usan portafolios en línea pero deberías pensar en crear uno físico para cuando se presente alguna entrevista en persona, especialmente si eres un diseñador impreso. Este portafolio diseñado por Abra Design tiene una calidad de revista en sí que siempre será oportuno o puedes echar a correr tu imaginación y creatividad como Alex Fowkes y crear una pieza elaborada que sea una obra de arte por sí misma.

Alex Fowkes / portafolio impreso

07. Elige la alta resolución

Miss Modern Design House / portafolio

Incluso si tu portafolio está 100% en línea, nunca sabes si necesitarás uno físico más adelante o si necesitarás imprimir alguna pieza. Tener fotografías de alta resolución de todas tus piezas es una gran idea independientemente de que estés elaborando un portafolio o no. El trabajo de Nainoa Shizura se presenta como piezas impresionantes, grandes y de alta resolución.

Además, los acercamientos claros son perfectos para compartirse en las redes sociales, ya que crean drama y le dan a tu portafolio una apariencia de alta calidad. “Básicamente roto mis favoritos, e intento mantener un buen equilibrio. Asegúrate de mantener el formato consistente en tu portafolio, y si es posible, incorpora fotografías estupendas de tu trabajo”, dice la diseñadora Coco Tafoya de Miss Modern Design House. Su portafolio incorpora preciosas fotografías.

Nainoa Shizuru / portafolio

Ella dice que a veces tiene problemas para decidir qué incluir en su portafolio ya que produce mucho trabajo pero su consejo para los diseñadores es — “Asegúrate de que el formato funcione en caso de que alguien quiera compartir tus diseños en las redes sociales, especialmente en Pinterest”.

Nainoa Shizuru / portafolio

08. Mantente actualizado

Design / Robert Gavick

No incluyas nada que tenga más de 3 años. Recuerda, las tendencias, las técnicas y la tecnología siempre están en constante evolución. No quieres verte pasado de moda, ¿o sí? El diseñador Robert Gavick ha creado un portafolio en línea de una página muy a la moda y John Jacob exhibe sus piezas de una manera no convencional y llamativa en vez de usar fotos planas o PDFs. Ambos diseñadores demuestran que están al tanto de las últimas modas.

John Jacob / portafolio

09. Las pocas elegidas

Jessica Comingore / Portfolio

Una vez que hayas seleccionado las piezas finales, asegúrate de que sean cohesivas, que le den forma a tu “marca”. No te gustaría que tu portafolio pareciera como si hubiese sido realizado por muchas personas. Las diseñadoras Jessica Comingore y Mhou mantienen sus portafolios limpios y consistentes. Si prestas atención, notarás que cada portafolio parece pertenecer a una familia completa de trabajo de diseño.

Mhou / portafolio

10. Asegúrate de que las piezas fluyan bien de una a la siguiente

Down With Design / Portafolio

Aunque cabe aclarar que no nos referimos a que tengas que agrupar todo el diseño web y los logos. Mira los colores y nota cómo los ángulos trabajan juntos. El portafolio de Down With Design y Tractor Beam son excelentes ejemplos de cómo hacer que tu portafolio fluya: mantén las imágenes consistentes hasta que se le dé la vuelta a la página. Esto tiene una sensación agradable sin hacer que los ojos de los espectadores estén saltando de lado en lado.

Tractor Beam / portafolio

11. Toma una foto

Lisa Hedge / Portafolio

Si sólo tienes una pieza impresa de un proyecto y quieres usarla en línea, tómale unas cuantas fotos. Si no cuentas con una buena cámara, no utilices tu iPhone, mejor contrata a un fotógrafo para una sesión rápida o incluso podrías proponer un trueque.

Muchas de las piezas diseñadas por Lisa Hedge y Son’ Emirali son fotografiadas en vez de usar un PDF estático.

Son’ Emirali / portafolio

12. Que sean interesantes

Kendra Schaefer / portafolio

Si solo tienes un PDF de una revista o póster que diseñaste, busca en línea recursos de mockup/maqueta como Graphicburger. Tienen descargas gratis de archivos PDF superpuestos en los que puedes arrastrar y soltar tu obra para que parezca como si hubieses contratado a un fotógrafo. Son perfectos para sitios web y aplicaciones. Tomarle una foto a un sitio web en tu monitor no es aceptable. La diseñadora Kendra Schaefer los utiliza a través de su portafolio y la agencia Everything.is utiliza mockups para todo su portafolio.

Everywhere.is / portafolio

13. El trabajo que no sea de clientes ESTÁ BIEN

Jessica Hische / portafolio

¿Quién dijo que sólo debías incluir proyectos pagados por clientes? Si te gusta comenzar tus propios proyectos, adelante e inclúyelos. La ilustradora y rotuladora Jessica Hische incluye ilustraciones y letras para proyectos propios que la mantienen creativa. El diseñador de marcas y empaques Paul Currah también incluye algunos de sus trabajos independientes en su portafolio.

Paul Currah / portafolio

14. Haz que se ganen algo de reputación

Emma Dime / Portfolio

Muchos proyectos probablemente se entienden fácilmente pero otros no. Incluir notas sobre el proyecto, quién fue el cliente, qué talentos se usaron, y cómo se comercializó el proyecto, todo eso es digno de incluirse.

El portafolio de Emma Dime incluye notas de proyectos y cómo resolvió el problema de los clientes. También incluye una cita del cliente. ¡Muy inteligente! ¿No opinas lo mismo? Studio Faculty va incluso más allá de darle crédito al equipo de diseño — también les da crédito al papel y a las fuentes.

Studio Faculty / portafolio

15. Incluye resultados

Oh Joy! / Portafolio

Si estás diseñando una campaña de marketing, es buena idea incluir a todo aquel que haya trabajado en el proyecto, cómo midieron los resultados y cuán exitoso fue. Las notas del proyecto de Joy Cho también incluyen cómo se medirán los resultados y, de hecho, la agencia Supremo exhibe los resultados del proyecto en forma de avisos.

Supremo agency / portafolio

16. Haz un acercamiento

Daniel B. Moore / Portafolio

Ver las piezas en persona es muy diferente a verlas en línea. Puedes tocarlas para ver en qué clase de papel se imprimieron y  puedes ver los pequeños detalles de color. En línea, incluye una imagen general del proyecto y luego haz un acercamiento en algunas de las áreas de mayor interés de cada pieza y también muéstralas. Este proyecto para una boda destaca los numerosos materiales distintos que fueron utilizados. Y la elegancia de la etiqueta del vodka de Steven Bonner brilla en su portafolio.

Steven Bonner / Portafolio

17. Muestra el proceso de diseño

Pinegate Road / Portafolio

Puede que tu cliente no haya elegido el logo que te había encantado, puedes darle un nuevo hogar e incluirlo en tu portafolio. Claro que sí, puedes tener una pieza de portafolio que muestre tu proceso de diseño y los cinco logos que diseñaste de los que el cliente pudo elegir.

Quizás no eligió el que hubieses querido pero todavía puedes hacer lucir tu creatividad con los demás que diseñaste. Resulta interesante para los directores creativos ver tu proceso de diseño.

Aquí puedes ver el pensamiento y proceso de diseño de Kelsey Cronkhite a lo largo del proyecto completo. Su sitio también incluye aún más vistazos detrás de cámaras. La agencia Hangar también incluye bosquejos para mostrar el inicio del proceso de diseño.

Hangar agency / portafolio

18. No uses flash o animación para tu portafolio en línea

Philip Andrews / portafolio

Mantenlo limpio, simple, y procura que no distraiga. Deja que el espectador haga clic y se desplace a su propio ritmo, no los apresures. Usar paralaje u otras funciones de desplazamiento es totalmente aceptable y está muy a la moda en la actualidad. Philip Andrews usa formas diferentes de desplazamiento que desplazan al espectador agradablemente. El portafolio de Arun tiene sencillas ventanas emergentes para cada pieza que no acaparan toda la atención.

Arun / portafolio

19. Obtén una segunda opinión

Fabrizio Del Gaudio / portafolio

Ya has visto estas piezas cientos de veces. Comienzas a verlas borrosas. Antes de que termines tu portafolio, consigue otro par de ojos para que lo vea. Obtén la opinión y reacción de alguien más.

¿Fluye bien, se ve profesional, es fácil de navegar y está correcto? “Nada mata más rápido tu credibilidad que un portafolio repleto de errores gramaticales y ortográficos. No revisar tu contenido es una clara indicación de que tus hábitos de trabajo también son descuidados”, añade el diseñador Eric Noguchi.

Alexa Falcone / portafolio

20. Revisa, agrega, borra, repite

La Beubar / portafolio

¿Crees que ya terminaste cuando presionas “publicar” en tu página de portafolio? Si es así, regresa al #8. Debes mantenerte actualizado, así que procura revisar tu portafolio cada seis meses. Agrega algún proyecto nuevo y borrar alguno que se vea pasado de moda.

Super Eight Studio / portafolio

¡Ta-da! Ahora tu portafolio está listo para brillar. ¿Ahora qué?

Revisaste tus piezas, las elegiste con cuidado, mostraste mucha variedad y creatividad y estás listo para despegar hacia el mundo del Internet. ¿Qué sigue?

  • Si ya tienes un sitio web, agregar una sección de Portafolio es una opción obvia. Muchos temas de Squarespace y WordPress están creados exclusivamente para portafolios. Puedes nombrar esa nueva sección Portafolio o algunos la llaman Trabajo.
  • Si acabas de graduarte o no tienes tu propio sitio web, échale un vistazo a Behance o Dribbble. Estas son comunidades creativas globales gratuitas para exhibir tu trabajo y conocer a otros diseñadores. ¡Incluso también puede que encuentres trabajo ahí!
  • Flickr comenzó como un sitio para compartir fotos pero ha estado evolucionando a un sitio de portafolios. Agrupa tu trabajo en categorías como lo harías en un portafolio regular.
  • Instagram también es una plataforma prometedora para un portafolio no oficial. Sería conveniente que abras una segunda cuenta para que tus selfies no terminen apareciendo entre dos campañas publicitarias que hayas diseñado. Échale un vistazo a este tutorial sobre crear un portafolio de Instagram.

“Un portafolio es la columna vertebral de alguien creativo ya que muestra de lo que eres capaz”, dice el diseñador gráfico e interactivo Jacbo Cass de Just Creative. Es una demostración de tu sangre, sudor, lágrimas, talentos y triunfos. Es tu marca, enorgullécete de ella. ¡Ahora ve ahí afuera y presúmela!

Artículos relacionados

Ver todo

Convierte tus ideas en realidad en minutos

Exprésate con el programa de diseño más fácil del mundo.