Cómo crear una infografía: paso por paso

Infografía en tablet

En los últimos diez años, las infografías se han convertido en un formato recurrente de comunicación. Aunque algunos pensaban que sería solo una tendencia, de cinco años para acá, el uso de las infografías va en aumento. Incluso, las marcas han adoptado el uso de infografías en sus reportes anuales, presentaciones, comunicados de prensa e instructivos.

El uso de infografías va en aumento

Imagen de Rocío Flores en Behance

La palabra infografía, formada por la combinación de "información" y "gráfico”, trata de representar una idea de modo que llame a los dos hemisferios del cerebro –el verbal, lineal y analítico, y también el visual, espacial y creativo– al mismo tiempo.

La popularidad de la palabra infografía ha aumentado en Google

La popularidad de la palabra infografía en Google ha aumentado considerablemente en los últimos años y se debe al uso ascendente de infografías como una atractiva forma de representar una idea compleja.

Desde sus orígenes, las infografías fueron una forma muy exitosa para compartir contenido en internet y otros canales. Este boom se basaba en que, en poco tiempo, podían exponer ideas complejas de forma clara y estética, apelando a los dos hemisferios del cerebro.

A esto se sumó que en el 2007 se lanza el primer iPhone, que viene a cambiar nuestra relación con los dispositivos móviles personalizados. Desde entonces, cada vez consumimos más información vía nuestro teléfono inteligente. Esto hace que los creadores de contenido tengan que diseñar formas de comunicar lo mismo, en menor tiempo.

Los creadores deben diseñar formas decontenido que comuniquen lo mismo en menor tiempo

Imagen de Alberto Antoniazzi en Dribbble

Entonces se generó interés y muchos diseñadores –y no diseñadores– empezaron a crear sus propias infografías. Desde cualquier red social, hasta muchas plataformas de noticias en internet, incluyen infografías en sus notas. Al final, muchos podían sintetizar datos duros y acomodarlos de una forma u otra. El resultado fue que de pronto teníamos demasiadas infografías y algunas muy mal hechas.

Ahora la tecnología ha mejorado, y Canva tiene una herramienta en la que puedes crear infografías muy profesionales aunque no seas un diseñador.

¿Cómo hacer una infografía en Canva?

Las infografías son fáciles de digerir pero no necesariamente son sencillas de crear. Por eso en Canva queremos simplificar el proceso con 10 pasos que te garantizarán el éxito de tu marca:

1. Define para qué quieres tu infografía

Es muy triste ver infografías muy bonitas, pero que no tienen un tema. Por eso la primera pregunta que deberías hacer es, ¿para qué?, ¿cuál es el objetivo que quiero lograr?

Mientras más aterrizado sea tu objetivo, mejor. Un error común es poner objetivos demasiado ambiciosos.

Para evitarlo, empieza con tu audiencia; piensa, ¿quién es?, ¿qué necesidades o problemas tiene?, ¿qué piensa o siente?, ¿cómo se comporta? Luego define, ¿a dónde la quiero llevar?

Por ejemplo: “Quiero mostrarle a mis usuarios cuáles son los mejores horarios para publicar en redes sociales”.

Edita esta infografía en Canva

2. Encuentra data y ejemplos

Una vez que defines un objetivo, es momento de clavarte en los libros y otros recursos para encontrar información y ejemplos.

En el núcleo de cualquier infografía están los datos duros, por eso es muy importante que le dediques el tiempo necesario a este paso. Probablemente es el más valioso de todo el proceso. Si haces una buena investigación, seguramente tendrás una buena infografía.

Una buena forma de ser objetivo es tener presentes opiniones contrarias, ¿qué dicen otras fuentes? O, ¿qué piensan de este tema en otro país?

Puedes saber que ya tienes una buena investigación cuando seas capaz de concretar un tema específico, tener tus datos duros a la mano y poderlos estructurar en forma de historia.

Algunos sitios para encontrar información estadística y datos duros en México:

  • El INEGI capta y difunde información de México en cuanto al territorio, los recursos, la población y economía.
  • Datos abiertos de México, el sitio oficial de Datos Abiertos del Gobierno de la República.
  • El Banco Mundial contiene conjuntos de datos producidos por el Banco Mundial, tales como evaluaciones de impacto de operaciones o investigaciones sobre temas de desarrollo.
  • Gallup México contiene datos sobre las actitudes y comportamientos de empleados, clientes y ciudadanos alrededor del mundo.

Para hacerte más fácil esta tarea, recopilamos una lista muy extensa de fuentes de datos confiables (¡y de acceso gratuito!) que puedes consultar cada vez que la necesites.

Encuentra data y ejemplos

Imagen de Canva

3. Boceta (dibuja hasta 3 versiones diferentes)

Hay un ejercicio que Tom Wujec popularizó en TEDGlobal 2013. En su conferencia, llamada: ¿Tienen un problema serio? Primero, díganme como hacen una tostada, comparte sus experiencias cuando pide a grupos de personas dibujar cómo hacer un pan tostado.

Ejercicio de Tom Wujec "Primero, díganme como hacen una tostada"

Imagen vía drawtoast.com

Este ejercicio, aparentemente trivial, le ha ayudado a conseguir claridad, compromiso y alineación en equipos ejecutivos que se enfrentan a problemas complejos. Poner a estos grupos a dibujar hace que sus ideas se tornen claras, concretas y secuenciales.

Es el objetivo de esta fase en el desarrollo de tu infografía. Nosotros recomendamos que tomes tres hojas de papel y en cada una dibujes una versión de tu infografía. Piensa en las ideas principales y las secundarias, cómo se conectan entre sí y cómo llevan a tu audiencia hacia el llamado a la acción.

4. Reúne información visual y haz un moodboard

Primero consulta imágenes, combinaciones de color y figuras que te puedan servir de inspiración. Puedes imprimirlas y pegarlas en la pared, tomando la secuencia de tus bocetos.

Crea un moodboard

Imagen vía Pinterest

Ahora sí es momento de consultar lo que otros han hecho. Busca en internet y en tus plataformas favoritas de diseño lo que ya se ha hecho.

Behance es un buen sitio para encontrar infografías profesionales. ¡En Canva también tenemos una colección impresionante de ideas para que te inspires!

5. Crea una cuenta de Canva

Ingresa a tu navegador favorito la dirección de Canva México. Regístrate con una cuenta de correo y súmate a los más de 10 millones de personas que ya están diseñando con nosotros.

¡También puedes descargar Canva en tu iPad o celular de forma gratuita y así poder crear diseños en tu hogar, trabajo o incluso sobre la marcha!

Crea una cuenta en Canva

6. Elige una opción de nuestra biblioteca de plantillas profesionales

Las encontrarás en el menú del lado izquierdo. Seguro hay una plantilla que se acerque a lo que dibujaste con anterioridad. Si no encuentras algo muy parecido, escoge una que puedas modificar, o bien, comienza con una hoja en blanco.

Elige una de nuestras plantillas

Si comienzas en blanco, recuerda que puedes usar alguno de nuestros grids para guiarte. Los encuentras dentro de los elementos.

7. Selecciona los elementos adecuados

Sobre tu plantilla o tu hoja en blanco, es momento de seleccionar los elementos adecuados para hacer tu infografía.

Sube tus propias imágenes o elige las que quieras de nuestra biblioteca, en la que encontrarás más de un millón de fotografías, imágenes e ilustraciones. Muchas son gratuitas y los elementos premium son muy accesibles.

Elige entre nuestras imágenes e ilustraciones

Escribe los conceptos clave en texto. Para ello, puedes elegir entre más de 130 nuevos tipos de letra. Recuerda no combinar más de dos o tres en tus diseños.

Para modificar el fondo, puedes elegir uno de nuestra colección, también puedes optar por una imagen o simplemente determinar un color. Piensa en conservar los contrastes entre el fondo y la lectura. Te recomendamos usar colores claros, pues facilitan la lectura y no uses patrones muy distractores.

8. Usa los gráficos a tu favor

El uso de gráficos es muy común en las infografías. Te aconsejamos cuidar el tamaño, que tus datos duros sean fáciles de leer y distinguir, cuidar el contraste, los colores y la continuidad.

Cole Nussbaumer ha trabajado en Google y en algunas instituciones financieras para ayudarles a crear gráficos que generen impacto y cuenten una historia. En su video organiza tus gráficos expone de forma resumida sus aprendizajes.

Usa gráficos para exponer tus datos

En Canva, todos los gráficos están diseñados para asegurar la lectura por parte de tu audiencia. Además, te facilitamos el uso del color con paletas predeterminadas que se seleccionan desde tu barra de color.

Una vez seleccionado el estilo, puedes hacer doble click sobre tu gráfico para modificar los valores y las etiquetas. Tan fácil e intuitivo como si estuvieras en tu programa favorito de números.

Hacer gráficos en Canva es fácil e intuitivo

9. Define un llamado a la acción y haz pruebas

Regresa al paso número uno, ¿cuál es objetivo?, ¿a dónde quieres llevar a tu audiencia? Esta idea debería de estar muy visible en tu infografía para que tenga sentido.

Uno de los aspectos claves en cualquier infografía que funciona es lograr comunicar una idea compleja de forma rápida y clara. Por eso es fundamental hacer pruebas una vez que esté listo.

Te ayudará seleccionar el título, tres ideas principales y el llamado a la acción. Estos deberían tener mayor peso visual. Si ya seleccionaste tus elementos y no están claros estos tres puntos, entonces regresa a darles más jerarquía. Para ello, puedes crecer el tamaño de la letra o cambiar el color.

Prueba que los elementos de tu infografía sean claros

10. Publica

Para compartir tus infografías con tus amigos y compañeros de trabajo, solo tienes que hacer clic en el botón “Compartir”, situado en la parte superior derecha del editor. Esto te permitirá compartir tu diseño en Facebook, LinkedIn, Twitter, etc.

También puedes compartir tus diseños en el flujo social de Canva. Se trata de una comunidad en la que los usuarios publican sus propios diseños, siguen a sus amigos e interactúan con otros miembros.

Comparte tus diseños en el flujo social de Canva

Elementos a cuidar en la creación de tu infografía

Al final de cuentas, recuerda que debes asegurar que tu infografía aporte valor al mundo, es decir, que sea útil; que sea estética, que funcionen todos los elementos en armonía visual y que tengan una correcta jerarquía; y por último, que cuente una historia, que lleve al lector de la mano y que tenga elementos que la hagan memorable.

En el futuro, las marcas seguirán haciendo uso de las infografías porque son una herramienta versátil que te ayudará a generar más tráfico, un llamado a la acción poderoso, un número de shares más grande y mayor claridad con tu audiencia.

¿Quieres comenzar a crear tus propias infografías? Aquí te dejamos una plantilla editable que seguramente te será de gran utilidad.

Edita esta infografía en Canva

Artículos relacionados

Ver todo

Group 3 (3) (1)

Convierte tus ideas en realidad en minutos

Exprésate con el programa de diseño más fácil del mundo.