¿Sabes qué se debe y qué no se debe hacer en el diseño infográfico? Crea infografías increíbles

Canva-Business-Team-in-the-Office-1-tb

Tal vez hayas escuchado la palabra ‘infografía’ y te preguntes por qué son tan populares. Desde hace un par de años, se han convertido en una pieza fundamental en el marketing digital y llegaron para quedarse, una ‘moda’ que permanece.

Las pequeñas y grandes marcas han apostado por ellas, convirtiéndolas en una poderosa herramienta para interpretar datos. Las han utilizado para presentar marcas, productos, investigaciones o simplemente para optimizar la información.

Cómo diseñar buenas infografías

Imagen de Carlos Manzo en Behance

Las infografías son representaciones visuales de la información. En lugar de presentar datos y más datos de manera aburrida en un programa como Excel, una infografía es una herramienta que te proporciona de manera sencilla y amigable la interpretación de datos que pueden ser comprendidos por cualquier tipo de audiencia.

Por eso es importante aprender a diseñar infografías, si todavía dudas un poco de cómo realizarlas, te invito a leer el tutorial de cómo hacer infografías que garanticen el éxito de tu marca. Pero, si ya dominas el tema, puedes ir por una libreta y anotar los tips que tenemos para ti: los principales errores y aciertos en el diseño infográfico.

8 errores y 8 aciertos en el diseño infográfico

Error #1: Utilizar demasiado texto

Cómo diseñar buenas infografías

Imagen de Burst en Pexels

Un error común es utilizar la información sin haberla analizado, es decir, copiarla tal cual sin hacerle ninguna modificación. Sabemos que quieres dar la información lo más detallada posible pero eso no significa que debas escribir absolutamente todo.

Demasiado texto puede hacer cansada la lectura y para nada atractiva la información, aun cuando el tema sea de interés. Sintetizar la información siempre es buena idea.

Acierto #1: Interpreta la información

El principal objetivo de una infografía es mostrar los datos de una manera amistosa en vez de solamente hablar sobre ellos. El objetivo del diseñador es convertir esa información en un diseño visualmente inspirador para la audiencia.

Si tienes la oportunidad de mostrar datos visualmente, úsala, nunca hay que dejar pasar esta oportunidad. Si el lector puede interpretar la información sin la necesidad de leerlo ‘todo’, entonces logramos cumplir nuestro trabajo. Recuerda que si se logra interpretar la información y entender el concepto, entonces se podrá transmitir el mensaje.

Cómo presentar la información en una infografía

Edita este diseño en Canva

Error #2: Utilizar información desorganizada

Cómo organizar la información en una infografía

Imagen de rawpixel.com en Unsplash

Otro error común es querer poner toda la información obtenida, sí, sabemos que entre más información podamos hacer llegar es mejor, pero si solamente se coloca información al azar, lo que en realidad estaremos haciendo será desinformar.

Los temas interesantes se vuelven aburridos porque no tiene un inicio ni un final, los datos por si solos son difíciles de digerir y mostrarlos de manera desorganizada puede resultar en una complicación a la hora de interpretarlos, desorientando a la audiencia.

Acierto #2: Organiza la información

Los datos que se obtienen son infinitos y crear una historia visual es parte del objetivo. Si puedes interpretar lo que los datos te presentan, organizar los resultados y armar un boceto de cómo quieres presentar la información será sumamente sencillo.

Diseña como si tú fueras la persona que lo va a leer, la persona que se va a informar, y recuerda que, el orden en todas partes siempre es bienvenido, sobre todo cuando tenemos tanta información que dar a conocer.

Cómo organizar la información en una infografía

Imagen de Ángel Sánchez en Behance

Error #3: Utilizar gráficas aburridas

Cómo crear gráficas para infografías

Imagen de Pixabay en Pexels

Utilizar las mismas gráficas de siempre (de pastel, lineales o de barras) es sin duda otro de los grandes problemas a los cuales te puedes enfrentar, son gráficas que cualquier persona puede hacer y se pueden encontrar en programas tan austeros como Excel.

Si las infografías fueran tan simples como para utilizar gráficas básicas repletas de texto y sin ningún sentido, entonces no habría la necesidad de que existieran. Si tu diseño luce aburrido, entonces no se está haciendo un buen trabajo.

Acierto #3: Marca la diferencia con gráficas creativas

Realizar una infografía es una gran oportunidad para mostrar tu talento, intenta ser tan creativo como puedas; sabemos que no todos los datos se prestan para realizar gráficas con alta dosis de creatividad, siempre es bueno innovar y tratar de marcar la diferencia.

Esto no quiere decir que estén vetadas, también puedes utilizar gráficas tradicionales, sin embargo, se tendrá que crear una buena composición con los demás elementos, para poder realizar infografías de calidad.

Cómo crear gráficas para infografías

Edita este diseño en Canva

Error #4: Utilizar únicamente tu entorno

Cómo diseñar buenas infografías

Imagen de Pete Bellis en Unsplash

Si te gustan los cuadrados o corazones rojos, no es necesario ponerlos en todas las infografías que realices. Pensar en nuestro entorno y siempre querer utilizar los mismos elementos es una de las mayores problemáticas que existen.

¿Cuál es el mensaje principal que quiero transmitir? Es una de las preguntas que se deben responder, el concepto de cada tema es único y se debe cuidar el no abrumar al lector ya que podría aburrirse y cambiar la página, aunque el tema sea sumamente interesante.

Acierto #4: Cuenta la historia que quieras leer

Se debe explicar a manera de historia el tema a tratar, es importante pensar como el lector: ¿Cómo quiero que sea explicado este tema? ¿Cómo me gustaría leerlo? Puedes hacer pruebas individuales o intentar con un grupo pequeño de personas.

Cualquiera que sea el tema o el enfoque que se le quiera dar a la historia, siempre debe cautivar, teniendo una utilidad práctica incitando al lector a querer continuar. Las buenas historias siempre tienen un principio, un nudo y un desenlace. Aprovecha el espacio.

Cómo diseñar una infografía que cuente una historia

Imagen de Ángel Sánchez en Behance

Error #5: Utilizar demasiadas tipografías

Cómo seleccionar tipografías para una infografía

Imagen de Alexander Andrews en Unsplash

Las tipografías son parte importante del diseño infográfico, pero no es lo principal. Dejarle todo lo visualmente atractivo a una fuente es demasiado peso, en vez de cautivar al lector, logramos el efecto contrario, saturación de información.

Muchas veces se seleccionan tipografías que no tienen nada que ver entre sí, es cuando el buen diseño se rompe, dando paso a la confusión.

Acierto #5: Selecciona máximo tres tipografías

Utilizar como máximo tres tipografías es sinónimo de una buena composición, pero se debe tener mucho cuidado al seleccionarlas, las tipografías también tienen personalidad y conseguir la armonía entre ellas es todo un reto.

Cuando se seleccionan, siempre se debe tomar en cuenta el tipo de diseño que se va a realizar, en el caso de las infografías, una serif es ideal para leer textos largos, caso contrario de los títulos, que son una oportunidad para utilizar una fuente divertida o sobrecargada, siempre tomando en cuenta el tema que se va a tratar.

Plantillas para diseñar infografías

Edita este diseño en Canva

Error #6: Utilizar una retícula

Cómo diseñar buenas infografías

Imagen de Steve Huntington en Unsplash

Otro error común es diseñar infografías partiendo de una retícula, pensando que cada tema informativo debe estar consolidado en un cuadrado, triángulo o hexágono, a la par de todos los datos disponibles.

En lugar de ayudar, resta importancia a información valiosa que bien podría ser el tema principal, o quizá el inicio de la historia. Todo forma parte de un todo que es imposible saber por dónde empieza o termina.

Acierto #6: Ten un punto focal

Es importante cuidar la composición de los elementos, como diseñador, debemos comprender que la estructura de las infografías nos dice más de lo que parece, se debe lograr enganchar al espectador y qué mejor que con un punto focal.

Los puntos focales proporcionan la información más importante, brindando mayor peso visual, así se logra llamar la atención del lector en un inicio, convirtiéndolo en un punto de interés para el lector y cumpliendo el objetivo inicial de lograr leer todos los datos.

Cómo diseñar una infografía con un punto focal

Imagen de Mariana González Roldán en Behance

Error #7: Utilizar pocos colores (¡o demasiados!)

Cómo usar el color en una infografía

Imagen de Greyson Joralemon en Unsplash

Cuando se utilizan demasiados colores, o bien, ningún color, el diseño en cuestión se vuelve sumamente difícil de comprender, y es que los colores tienen la capacidad de hacer que un diseño sea el mejor, pero también el peor.

Al abusar de los colores, se da la impresión equivocada e incluso puede llegar a cansar tanta información visual. El mismo efecto sucede cuando no utilizamos ningún color, el diseño se vuelve aburrido y poco interesante.

Acierto #7: Elige una paleta de colores

La diferencia que puede hacer una paleta de colores bien lograda es maravillosa, al igual que en la arquitectura de marca, se utiliza para desarrollar y elegir los principales elementos, así como reforzar el tema del que estamos hablando.

Con toda la información que contiene una infografía, es primordial concentrarse en la paleta de colores para poder organizar los elementos y lograr que la vista del lector fluya fácilmente para poder captar toda la información involucrada.

Para mayor facilidad puedes seleccionar tu paleta en base a la regla de tres: el color más claro va en el fondo y si se desean agregar más colores, siempre deben ser una variante de los tres primeros. Así no habrá ningún problema.

Plantillas para diseñar una infografía

Edita este diseño en Canva

Error #8: Ir directo a la computadora

Técnicas para diseñar infografías

Imagen de Start Up Stock Photos en Pexels

Es cierto que las computadoras son herramientas que nos ayudan a materializar nuestras ideas, el problema es llegar directamente a ellas cuando tenemos tanto a nuestro alrededor, se elige algún diseño y después resulta que no era lo que se esperaba. Se trabaja doble.

No tener una idea concreta de lo que queremos crear hará que tampoco se sepa cómo empezar. La información debe fluir resolviendo el problema inicial: comunicar.

Acierto #8: Boceta la idea

Antes de iniciar con la infografía, es necesario realizar un boceto en papel, así podremos organizar la información desde el principio, conocer el espacio que tenemos, validar que tengamos todo lo necesario y saber si los colores están funcionando.

Una vez que estés conforme con el resultado, es hora de crearla con la computadora, elige un diseño que se asemeje a lo que creaste, conceptualiza, utiliza un buen título y anota cualquier información adicional. Verás que el resultado es aún más sorprendente.

Técnicas para diseñar infografías

Imagen de Álvaro Herrero en Behance

Como te puedes dar cuenta, no es complicado realizar infografías; lo que representa verdaderamente un reto es crear un diseño infográfico que haga explotar los sentidos al mismo tiempo que sea funcional y que te informe.

Es fácil caer en los errores que te hemos presentado y probablemente se tenga que sacrificar información valiosa, pero también es importante que sepas que tampoco debes cerrarte: existen infinidad de infografías que no cumplen estas reglas y aun así son exitosas.

Siempre hay que tener en cuenta todo el contexto al momento de realizarlas.

Utiliza estos consejos para guiarte al crear infografías (o selecciona una de nuestras plantillas para infografías) y no olvides sacar tus propias conclusiones, técnicas y estándares una vez que hayas dominado el tema. Al final, tu audiencia siempre será quien elija los diseños más llamativos y llenos de color.

Artículos relacionados

Ver todo

Group 3 (3) (1)

Convierte tus ideas en realidad en minutos

Exprésate con el programa de diseño más fácil del mundo.