Diseño minimalista: 25 hermosos ejemplos y consejos prácticos

diseño minimalista

El término ‘minimalismo’ quizás lo hayas escuchado de todo el mundo, especialmente en los últimos años, pero ¿de qué se trata en verdad y cómo nos beneficia?

El minimalismo se puede describir como quitar todos los elementos que sean innecesarios y centrarse en lo que tiene que estar. En este sentido, el minimalismo fomenta el propósito.

Si bien viéndolo desde afuera el minimalismo parece sencillo, requiere mucha práctica, tiempo y pensamiento. Entonces, pues, aquí te presentamos algunas formas en las que puedes sacarle el máximo a este concepto.

01. Sé consistente

Cuando se crea una identidad de marca, el ser minimalista puede ser bastante útil, como por ejemplo la marca de este bar, hecha por Simon McWhinnie. Al mantener el logotipo super sencillo y la paleta de colores minimalista, el concepto se vuelve bastante flexible que se puede usar en el resto del branding sin problemas, creando así una marca consistente y memorable.

02. Explora las relaciones ocultas

Incorporar el minimalismo de ninguna forma significa que el diseño tiene que ser menos creativo. De hecho, cuando no estés atorado con elementos visuales complejos en tu diseño, tienes la oportunidad de explorar y jugar con las relaciones ocultas en tu diseño. Dale un vistazo al branding hecho por Interbrand para la Opera Australia, un diseño minimalista que les ha permitido descubrir una relación ingeniosa con las palabras ‘OPERA’, ‘OPERA AUSTRALIA’ y ‘OZ OPERA’.

03. Juegas con las relaciones espaciales

El minimalismo puede darte la chance que quizás no hayas tenido antes para considerar la relación espacial de tu diseño. Mira como tu diseño interactúa con otros elementos para crear un diseño que sea más amplio, tal y como se ve al alinear estas tarjetas de presentación hechas por Trevor Finnegan.

04. Sé ingenioso

El minimalismo no se trata de no tener elementos ilustrativos, sino de saber cuándo  y dónde usarlos. Al hacer algo similar a lo hecho por Frame Creative en este branding, en el que usaron un elemento ilustrativo en el logotipo que se relacionara directamente con el nombre de la marca, puedes crear un diseño bastante minimalista y al mismo tiempo, visual.

05. Aprovecha la eficiencia

Con frecuencia, en los conceptos minimalistas se eliminan las cosas innecesarias y se centra en la comunicación. Dale un vistazo a la forma en la que esta tarjeta de presentación, hecha por Jake Frey, muestra su información de contacto sin necesidad de elementos visuales extravagantes.

06. Usa la rejilla

Como podrás saber, las rejillas siempre son útiles (algunos dirían que imprescindibles) para los diseños y cuando se trata de minimalismo, esto no podría ser más cierto. Así pues, dado que quizás no tengas muchos elementos en tu diseño, no hay mejor momento que ahora para aprovechar la rejilla. Chécate este diseño editorial, hecho Jessica Giboin, en el que ella utiliza rejillas para crear una perspectiva de alineación con el texto, los encabezados y elementos gráficos, dando como resultado un diseño que es sencillo y efectivo a la vez.

7. La funcionalidad es buena

Combinar el minimalismo con la funcionalidad es una idea brillante. Un diseño que sea sencillo y ordenado puede hacer que todo se vea y lea fácilmente, así como en el diseño de esta página de contenidos, hecha por James Kape. El diseño minimalista y la clara jerarquía en las tipografías hacen que esta página se navegue fácil y funcionalmente.

08. Encuentra tu equilibrio

Es muy importante que obtenga una relación entre los elementos visuales tales como fotografías y tipografías. En los buenos diseños, muy a menudo se ve que ningún elemento abruma a los demás, como se puede ver en esta publicación Mother Design, en la que se han puesto las fotografías más sencillas con frases que llaman la atención, mientras que las imágenes más complicadas se han puesto con textos pequeños para crear un armonía equilibrada en cada página.

09. Rompe algunas reglas

Como se mencionó anteriormente, el minimalismo te da una ventana específica que quizás no hayas tenido antes para experimentar con tu diseño, lo que a veces significa hacer excepciones a las reglas. Chécate el diseño de este logotipo, hecho por Ruby Wight, en que la mitad está de cabeza, una decisión extravagante que en cualquier otro momento habría arruinado la legibilidad. Sin embargo, por lo simple del diseño y la naturaleza minimalista del concepto, tal decisión funciona de forma perfecta como un elemento visual.

10. Haz que tu fuente sea expresiva

La fuente es una parte muy importante del diseño, aún más cuando se habla de minimalismo. Puede funcionar como elemento visual, en especial cuando se le hacen unos ajustes acorde al contexto, como en la página de esta Italian Vogue. Ese ajuste que se hizo para la fuente pareciera como olas crea un efecto visual bastante fuerte y sin la necesidad de usar imágenes, lo que hace que el diseño final sea claro y simple.

11. El espacio blanco es un buen espacio

A veces, el espacio blanco, también conocido como ‘espacio negativo’ puede dar a parecer que es un espacio vacío, pero no es así en lo absoluto. Si se usa bien, el espacio blanco puede darle un poco de aire a tu diseño, equilibrándolo. Dale un vistazo a esta publicación Studioahamed, en el que se ha incorporado la idea del espacio blanco, teniendo como resultado un diseño muy elegante y minimalista.

12. Explora tus opciones

¿Qué es más minimalista que una paleta de colores completamente blanca? El diseño no tiene que limitarse a una pantalla, puedes llevarlo un paso más allá y usarlo en imprenta para darle un toque único a tu marca, diferenciándola del resto. En esto funcionan a la perfección los efectos de grabado, pues pueden complementar y darle profundidad a un diseño minimalista, como se ve en este ejemplo de Adam Buente.

13. Texturas

Cuando se explora el minimalismo es muy fácil asumir que para ser minimalista solo hay que usar colores planos, algo que es mentira. Ponerle un poco de textura a tu diseño puede darle esa profundidad y efectividad, sin tener que dejar de lado tus ideas minimalistas. Además, cuando se equilibra con colores planos, la textura es perfecta, así como se ve en este ejemplo de branding/sitio web hecho por Watts Design, en donde se utiliza la textura para equilibrar las fotografías y el concepto de la marca creando un diseño muy efectivo.

14. Piensa fuera de lo común

Así como lo escuchas. Un diseño minimalista te puede dar la oportunidad de jugar más con la posición y composición de los elementos, como se ve en esta publicación Gregmadeit. La posición de la fuente en el borde la página crea un efecto único y atractivo sin que afecte la legibilidad del texto.

15. Sé directo

Cuando hay menos elementos enfrentados, puedes ser mucho más directo con lo que quieres transmitir, lo que es bastante útil cuando se trata del diseño web. Dado que muchos de nosotros lo que hacemos es hojear las páginas, un mensaje que sea directo y al grano, como se ve en el sitio web de Nine Sixty, le dice al lector de inmediato quien es y de qué trata la empresa.

16. Amplía

Con el minimalismo, tienes más espacio y puedes usar más los tamaños, lo que te da una mayor oportunidad de establecer en que se va a centrar primero el ojo de la audiencia. Chécate como tu ojo se va directamente hacia los elementos más grandes esta editorial de Saturdays Magazine: la cita textual en la página derecha, luego la fotografía y luego el texto. Un diseño sencillo que cuando se amplía adecuadamente ayuda a dictaminar como el público vera la publicación.

17. No todo es blanco y negro

Muchas personas creen que las paletas de color monocromáticas es lo más importante del minimalismo, algo que no es del todo cierto. Mientras que la paleta se mantenga pequeña, es decir, de 1 a 3 colores como máximo, se pueden usar colores para crear diseños llamativos sin olvidarse del minimalismo. Chécate este ejemplo de Moruba, en el que el amarillo brillante se ve bien junto al logotipo blanco y negro para hacer un diseño atractivo (sin embargo, bastante minimalista) que seguro llamará la atención.

18. Sé un poco flexible

Un diseño minimalista puede ayudar a realzar la flexibilidad de tu diseño, especialmente cuando se trata de la aplicación del mismo. Por ejemplo, este branding hecho por Büro Ufho consiste de un logotipo de marca en letra sans serif y dos bloques de colores planos. Este branding en particular tiene un alto grado de flexibilidad con respecto a la paleta de color, pues el color de los bloques diagonales se puede cambiar fácilmente sin perder la integridad de la marca y todo gracias a un diseño minimalista simple pero único.

19. Utiliza los símbolos

El minimalismo es una gran oportunidad para que explores la profundidad del simbolismo en tu diseño. Intenta pensar en un tema, que se relaciona con ese tema y lo que representa. Por ejemplo, dale un vistazo a este diseño hecho por Jennifer Carrow para la portada del libro de no ficción “Against Happiness”, en el que la diseñadora modeló la tipografía como una cara triste, obteniendo como resultado un diseño memorable e ingenioso.

20. Iconografía

Los íconos son pequeños elementos que la mayoría de nosotros usamos a diario, sea en apps o barras de herramientas y los cuales también se pueden trasladar al minimalismo, pues pueden reducir la cantidad de texto en una página, realzando la accesibilidad del diseño y sirviendo como guía visual de tu diseño para los usuarios. Chécate como esta plantilla para sitio web hecha por Spab Rice integra los íconos en la página, mejorando la navegación y explicando su propósito.

21. Piensa tipográficamente

Cuando se trata de tipografías minimalistas, definitivamente menos es mejor, así pues con 1 a 3 fuentes es lo mejor para que tu diseño sea funcional y minimalista, así como lo hizo Kalpakian en este ejemplo, produciendo legibilidad con el uso minimalista de tipografías y el uso moderado fuentes.

22. Los pequeños ajustes dan grandes resultados

La belleza del minimalismo es el hecho que los pequeños cambios pueden tener grandes resultados, como por ejemplo este logotipo de The Pines. Una tipografía sencilla y normal que se ajustó con dos trazos crea un gráfico que no afecta la alineación o minimalismo del logotipo.

23. Enfoca

No te olvides porque empezaste el diseño: el contenido. Cuando se trata de mostrar el contenido, el minimalismo sirve a la perfección, pues la simplicidad del diseño permite que la atención se vaya directamente al contenido en vez de la parte comercial de la página. Dale un vistazo al diseño minimalista de esta página web, hecha por Darrin Higgins, que deja que el contenido sea el centro de atención.

24. Contrasta

Los diseños con alto contraste ayudan a poner el contenido y los elementos visuales en primer plano, haciendo que el diseño sea fácil a los ojos. En este ejemplo de una página web hecha por Mads Burcharth, el fondo negro de la página se contrasta claramente con el color radiante las imágenes de contenido para producir un diseño sencillo y atractivo al mismo tiempo.

25. Diseña pensando en el futuro

El minimalismo puede ser un componente imprescindible de tu diseño ya que tiene el potencial de durar toda una vida, así pues mientras menos elementos incluyas en tu diseño, es menos probable que se pasen de moda. Un ejemplo perfecto de este es Google. Dale un vistazo a las siguientes imágenes que muestran la página de inicio de Google de hoy con la de hace 10 años y verás que a pesar de los pequeños cambios, el espacio blanco, el enfoque en el contenido y el minimalismo absoluto del sitio ha hecho que su diseño se ha relativamente atemporal.

En general, el minimalismo no es un objetivo estético o estilo exacto que puedas recrear, es más una forma de pensar tu diseño.

Tipográficamente, intenta limitar el uso de fuentes para crear un diseño que sea más coherente y menos confuso. Además, dale énfasis al uso de jerarquías y alinea la tipografía a la clase de rejilla que uses para obtener la mayor legibilidad en tu diseño.

Hablando del color, incorpora los esquemas monocromáticos, pero no te limites a ellos. Agregar un color esporádicamente es de mucha ayuda para resaltar ciertas partes de tu diseño y atraer la atención a elementos determinados.

Generalmente hablando, intenta considerar lo que se puede eliminar, sea un color de tu paleta o una imagen de tu composición. Considera lo que se puede resumir o lo que se puede reemplazar por otra cosa que sea más concisa. En pocas palabras, reduce todo lo que puedas hasta que sientas que lo que queda es lo necesario.

Artículos relacionados

Ver todo

Group 3 (3) (1)

Convierte tus ideas en realidad en minutos

Exprésate con el programa de diseño más fácil del mundo.