5 Estrategias de Marketing Digital para pequeñas empresas

Print

Primero lo primero: el territorio digital está súper lleno. Con tantas pequeñas empresas (sin hablar de las más grandes) que compiten por atención y dinero, ¿cómo te van a encontrar los clientes? La clave está en encontrarlos a ellos primero. Y tenemos cinco estrategias de marketing digital esenciales que te ayudarán a hacer precisamente eso.

Tuviste una idea genial, la materializaste en un producto o servicio imbatible y lanzaste tu sitio web, así que ahora es solo cuestión de relajarte y esperar que lleguen los clientes, ¿no?

Pues no.

Lamentablemente, un sitio web no implica que los clientes van a llegar automáticamente a ti, y mucho menos cuando estás compitiendo contra todas las demás páginas web. Como dueño de una pequeña empresa, depende de ti aprovechar lo que tienes frente a tu público objetivo: básicamente, el marketing.

Ante todo, tienes que definir cuál es ese público objetivo (pista: probablemente se parezca mucho a ti), deducir dónde pasa su tiempo (es probable que se la viva viendo el celular) y trabajar para posicionar a tu empresa entre ese público.

Las grandes corporaciones gastan millones en marketing, pero no hace falta gastar una fortuna para que tu mensaje llegue a tu audiencia. Tenemos algunas ideas, en este resumen de cinco estrategias de marketing digital que le darán a tu pequeña empresa el protagonismo que merece.

1. Optimización de motores de búsqueda (SEO)

Imagen a través de Canva

En términos sencillos, SEO se refiere al proceso de optimizar tu sitio web para que atraiga tráfico de manera orgánica y no paga mediante los motores de búsqueda. Tu sitio web es una herramienta de marketing importante, por lo tanto, te conviene asegurarte de que sea fácil de encontrar y de que se ubique entre los primeros resultados de Google (especialmente porque el 75 % de los clientes no se molestan en ver más que la primera página de resultados de Google; es la simple realidad).

La tarea de SEO es súper importante. Por eso, las empresas tienen equipos completos, incluso departamentos, que trabajan en eso, pero no dejes que eso te intimide. Como dueño de una pequeña empresa, las formas más directas de encarar la tarea de SEO por tu cuenta son las siguientes:

  • Optimiza tu sitio, tanto para computadoras como para dispositivos móviles. Más de la mitad del tráfico web viene de celulares, por eso, tu sitio tiene que ser atractivo y fácil de usar en todas las plataformas. Puedes probar y mejorar el funcionamiento de tu sitio en dispositivos móviles y resolver errores molestos, como el espaciado o el tamaño de la fuente, utilizando herramientas de Google Search Console.
  • Investiga las palabras clave. Averigua lo que piensan tus clientes. ¿Qué escribirían en el buscador? ¿Como resultado de qué término de búsqueda te gustaría que te encontraran? Por ejemplo, si eres un florista en línea, te convendría incorporar las palabras "floristas en (ciudad, estado)". Las palabras clave deben aparecer en los títulos (es decir, en el título de tus páginas web), en las metaetiquetas (en el back-end) y en encabezados, subtítulos y contenidos de tus páginas.
  • Enfócate en la funcionalidad. ¿Es fácil navegar por tu sitio web? ¿Y cómo es la velocidad? Los clientes notan (y no como algo positivo) si un sitio tarda más de unos segundos en cargar. Acelera los tiempos de carga utilizando solo los plugins que necesitas, asegurándote de que las imágenes no sean innecesariamente grandes (si pesan menos de 500 KB, está bien) y utilizando la herramienta de Google PageSpeed Insights.
  • Perfecciona la estética de tu diseño. Tu sitio web es un reflejo de tu valor y es un elemento fundamental que determina si un cliente considera que tu empresa tiene credibilidad. Por esa razón, asegúrate de que esté impecable.

Consejo de diseño: personaliza una plantilla para sitio web o una plantilla de presentación de Canva para asegurarte de causar una primera impresión positiva. Escoge el tema que refleje la estética de tu marca o carga tu propio logo y tus tipografías, y busca tus colores en el editor. Comparte tu diseño de múltiples páginas como un sitio web interactivo y ¡todo listo!

Deja que quede todo en manos de tus productos con una plantilla minimalista y chic como la de sitio web para tienda en línea de decoración o diseña una página elegante, profesional y creativa personalizando la plantilla de sitio web para portafolio de fotógrafo.

2. Remarketing

Imagen a través de Canva

¿Recuerdas esa cafetera que tanto querías y buscaste en Internet, y que ahora aparece en casi todos los sitios que visitas? Eso es remarketing. O como algunos prefieren llamarlo, "retargeting." Esos anuncios web se manejan y dirigen mediante Google Ads (anteriormente Google AdWords) y siguen a las personas que mostraron interés por tu sitio, pero que todavía no siguen tu sitio. Esos anuncios les recuerda lo sensacional que es tu empresa y/o les ofrece un descuento mientras navegan en Google y sus sitios asociados.

Si se hace bien, el remarketing no es abrumador, es una manera de ofrecerle a tu público contenido relevante y útil o de recordarles que hagan una compra según comportamientos previos. Además, lleva la atención a tu empresa y hace que las personas la tengan en mente.

Los anuncios de remarketing en sí no son gratis, pero Google Ads solamente te cobra por los resultados (por ejemplo, por los clics que llevan a tu sitio web o por las llamadas que se hagan a tu empresa). También puedes utilizar el remarketing con anuncios dinámicos de productos en Instagram y Facebook.

Consejo de diseño: usa el editor de banners gratis de Canva para personalizar miles de plantillas de banners web diseñadas por profesionales y crea anuncios de remarketing para distintas plataformas. Los banners también se pueden usar como encabezados para redes sociales, portadas de tiendas Etsy y elementos gráficos que mejoren tu sitio web y sus contenidos.

Una simple plantilla como la de banner para Tumblr con letras en negrita es un buen diseño para comenzar o, si quieres algo de mayor impacto, prueba la plantilla de banner para Tumblr con foto y hashtag.

3. Marketing de contenidos

Imagen a través de Canva

Los contenidos gratis y de alta calidad son una excelente manera de mostrarles a posibles clientes que sabes de qué estás hablando, pero sin dar la impresión de querer presionarlos para que hagan una compra. No se trata de decirle al mundo "¡Compren ahora!". Se trata de mostrar tu valor y generar confianza en tu público objetivo. Piensa en el valor que les puedes ofrecer, ¿cómo puedes empezar a resolver sus problemas antes de que gasten un centavo?

Los contenidos deben ser auténticos, atractivos y tiene que ser fácil compartirlos. Estos son algunos ejemplos:

  • Publicaciones de blog
  • Podcasts
  • Newsletters digitales
  • Talleres y tutoriales en video
  • Recetas y menús
  • Libros y revistas digitales
  • Agendas y calendarios
  • Recursos y libros de ejercicios descargables (en el rubro de contenido descargable, las tarjetas de regalo y los vouchers electrónicos también son excelentes herramientas de marketing)

Sea lo que sea que estés ofreciendo, no olvides incluir alguna propuesta concreta junto con el contenido gratis, como una propuesta para registrarse y recibir tu newsletter o invitar al público a suscribirse a un modelo pago o a comprar productos y servicios por adelantado.

Consejo de diseño: crea tu revista electrónica, libro electrónico o recurso descargable gratis con una portada de revista o una portada de libro personalizable, o utiliza las plantillas de presentación para crear una oferta con múltiples páginas.

¿Quieres ofrecer a tu público algo de información con estilo? Personaliza la plantilla de presentación para estimular la creatividad o regálales una guía con la elegante plantilla de presentación de empresa moderna en azul.

4. Marketing en redes sociales

Foto de Callie Morgan en Unsplash

Las redes sociales son el lugar donde las pequeñas empresas concentran gran parte de los esfuerzos (y del presupuesto) de marketing, y es por una buena razón: ofrecen una línea directa al público. Además, son una manera estupenda de hacer que se conozca tu marca y tentar a potenciales clientes para que prueben tu marca.

Al elegir en qué plataformas darte a conocer, piensa en dónde están los clientes. ¿Están en Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp? ¿Cómo usan las redes sociales? Y, más importante aún, ¿en qué momento del día las utilizan? Los domingos a las 5 p. m. suele ser un momento que no falla.

Ya que estamos explorando opciones, no descartes a Pinterest como un rincón exclusivo para futuras novias. De ahí proviene la mayor parte del tráfico web de muchas pequeñas empresas, y se dice que los usuarios de Pinterest tienen una mayor intensión de compra que aquellos que provienen de otras redes sociales.

Una vez que hayas seleccionado y armado tus plataformas para redes sociales, utilízalas. Interactúa con empresas que tengan una mentalidad parecida a la tuya, entabla conversaciones, escucha lo que dice tu público y siempre responde a las preguntas y los comentarios (siempre, eh).

Cuando se trata de lo que publicas, decide el tono que utilizarás, limpia tus feeds (para empezar, limítate a una sola paleta de colores) y genera un cronograma para hacer publicaciones. Busca con qué frecuencia aparecen tus competidores para evaluar cuántas publicaciones quieres hacer, pero también sé realista: es mejor publicar con regularidad dos o tres veces por semana que empezar con mucho contenido y luego ir desapareciendo.

Consejo de diseño: una buena manera de que los encabezados, íconos y publicaciones vayan con la identidad visual de tu marca es crearlos con las plantillas de Canva que se adaptan a todo, desde Facebook ads destinados a un público específico e íconos para historias destacadas de Instagram hasta gráficos que se pueden insertar en tu contenido de video.

Personaliza una plantilla como la de post simple para Instagram de anuncio de trabajo con formas geométricas o la de post para Instagram promocional de primavera con foto de girasol y, en segundos, ¡personalízalas para mostrarlas en tus redes sociales.

5. Email Marketing

Foto de Cleo Vermij en Unsplash

Básicamente, el email marketing o marketing por correo electrónico se trata de armar una base de datos de tus clientes existentes y clientes potenciales. Puedes recopilar esa información mediante una función de registro en tu sitio web, en eventos de networking o a través del tradicional boca a boca. Por supuesto, es posible que el email marketing parezca una estrategia anticuada, pero hay más personas que tienen correo electrónico de las que tienen cuentas en redes sociales, y eso lo convierte en una de las formas más eficientes de comercializar tu pequeña empresa.

A diferencia de las plataformas de redes sociales, de las que no somos dueños y que, como seguramente ya sabes, cambian sus reglas de repente, una base de datos de clientes es de tu propiedad. Y si eso no te convence, ten presente que hay investigaciones que muestran que pasamos un 28 % del tiempo laboral en nuestra bandeja de entrada (ahí está tu público cautivo) y que el 66 % de los consumidores dice que han hecho una compra después de leer un correo electrónico de marketing, mientras que ese porcentaje es del 20 % para anuncios en Facebook y del 6 % para anuncios en Twitter.

El email marketing tiene muchas formas:

  • Un newsletter es una excelente forma de generar confianza y colocar a tu marca ante un público que ya está dispuesto a conocer más tu marca.
  • Se pueden enviar correos electrónicos personalizados y con destinatarios específicos dirigidos a clientes utilizando la información que ellos brindaron al registrarse.
  • Los recordatorios pueden tentar a los clientes para que regresen a tu sitio. Por ejemplo: "¡Hola! Vimos que dejaste esto en tu carrito de compras. Aquí tienes un código de descuento."
  • Los seguimientos son súper útiles para averiguar cómo le está resultando el producto o servicio al cliente y ofrecerle valor adicional.

Consejo de diseño: usa una plantilla de flyer o una plantilla de encabezado para correo electrónico de Canva para diseñar correos que inciten a los clientes a hacer clic, que llamen su atención y que los mantengan cautivados. Una vez que hayas personalizado una plantilla, puedes actualizarla y cambiar el contenido fácilmente según lo que quieras ofrecer. Además, los diseños de Canva se pueden incrustar en plataformas de marketing en línea como Mailchimp.

Entra en el mundo digital de forma elegante con la plantilla de newsletter por correo electrónico azul y blanco o deja una excelente impresión con la plantilla de newsletter por correo electrónico en tonos verde azulado y gris.

Ten en cuenta este genial artículo con las 5 mejores estrategias de marketing digital para pequeñas empresas y compártela con tus compañeros de trabajo.

Artículos relacionados

Ver todo

Group 3 (3) (1)

Convierte tus ideas en realidad en minutos

Exprésate con el programa de diseño más fácil del mundo.