Guía completa para combinar texto en las imágenes de tus diseños

Invitación a baile

Todos los diseños que vemos tienen algo en común.

Lo ves en todos los medios, sean frases inspiradoras en Instagram u ocurrencias divertidas en Facebook, así como desde landing pages hasta ads online y desde espectaculares publicitarios hasta tarjetas de presentación.

Si estás pensando, ¿pero de qué hablan? Bueno, de una de las bases fundamentales del diseño gráfico, la combinación de texto con una imagen, que a primera vista puede parecer como algo fácil en lo que solo tengas que colocar una frase pegajosa sobre una foto, es mucho más que eso. Sin embargo, no hay de preocuparse, porque con los consejos y trucos de este artículo, tendrás a tu disposición técnicas que podrás aplicar en prácticamente cualquier diseño.

01. Considera la composición del diseño

1-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Vedad Siljak.

La posición de tu texto con relación a tu imagen es lo que puede hacer la diferencia en un diseño. Si el texto es muy pequeño o el fondo muy cargado, por ejemplo, compromete su legibilidad, tu diseño no será ni efectivo ni visualmente atractivo.

Sin embargo, el texto es solo un lado de la ecuación, pues la forma en la que aparece la imagen en tu diseño es igual de importante, es decir, que lo recomendable es que le dediques tiempo a lo siguiente:

La composición de la imagen. Independientemente que estés tomando la foto por tu cuenta o buscando una para tu diseño, lo importante es que deje un espacio claro en el que puedas colocar tu texto (a menos que quieras agregar un elemento de diseño que compense el texto y/o pase como un fondo detallado, como una figura o filtro, aunque cubriremos eso después).

Por ejemplo, la portada de esta revista ostenta la foto vertical de un paisaje en el que se ve mucho del cielo. Esto en sí es algo común, pues las fotos de la naturaleza con mucho cielo otorgan un espacio despejado para tu texto, por lo que son fondos maravillosos.

2-tb-800x0

Via From Up North.

La composición en general creada por la combinación entre imagen y texto. Un diseño es más que la suma de sus partes, es decir, que puedes tener una imagen atractiva y un fuerte mensaje en una tipografía bonita, pero si los dos elementos no van el uno con el otro, el resultado no llamará la atención que deseas.

Una forma de crear una composición en la que la imagen y el texto se complementen entre sí es alineando tu texto de tal forma que se adapte a una figura que se encuentre en la imagen. Observa por ejemplo, cómo el encabezado del layout de este sitio web es creativo con la alineación de texto, colocándolo para que el diseño muestre la imagen del producto que se está promocionando, lo que continúa en la cuadrícula de imágenes debajo del encabezado, en donde los bloques de texto y fotos de los productos están equilibradas equitativamente y se compensan entre las dos.

3-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Dwinawan Hariwijaya.

Otra forma de hacer esto es viendo a la composición como más que solo una imagen. Los dos se pueden organizar de muchísimas formas, así que dale rienda suelta a tu creatividad. Por ejemplo, el siguiente layout hace una relación directa entre el tema del texto con la imagen recortando las fotos de una forma específica y reconocible:

4-tb-800x0

Diseño por Andrea Brunty.

Por último, las imágenes de este otro están recortadas de una manera diferente, dejando que se vea la imagen a través de la figura de las letras:

5-tb-800x0

Via Behance. Diseño por Amanda Jewell.

02. Establece un punto central

Uno de los elementos imprescindibles de una buena composición es su punto central, es decir, una clase de elemento visual que capte la mirada y funcione como punto inicial para que las personas exploren tu diseño. En un contexto donde solo hay layout con imágenes y texto, uno de estos elementos será tu punto central. Así que tendrás que decidir cuál es más importante que el otro para destacarlo mediante el color, tamaño, posición o cualquier otra característica.

Este diseño toma la imagen de un destino vacacional como el claro centro de atención, quizás lo más apropiado, dado que se trata de un sitio web de viajes. Debido a su valor (es la parte más oscura del layout, mientras que todo lo demás es claro) y tamaño (abarca toda la página), la imagen tiene el mayor peso visual. Sin embargo, no creas que el resto de tu diseño tiene que desaparecer. Siguiendo con este diseño, las figuras presentes en la foto, junto a las líneas verticales de realce, orientan tu mirada hacia el texto, en donde te centras en el toque brillante de azul.

6-tb-800x0

Via Awwwards. Diseño por Epiphany Search.

Por otro lado, la siguiente página web le da el título de punto central al texto (con una tipografía amplia, gruesa y en mayúscula), quitándole énfasis a la imagen con una superposición de color. Sin embargo, el texto y la imagen se han ordenado usando un efecto de capas que relaciona a ambos elementos y crean en general, una composición dinámica.

7-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Andrew Reifman.

Sino, quizás quieras que tu texto e imagen compartan la misma importancia y se combinen en un todo, algo que hace a la perfección este libro, envolviendo literalmente el título alrededor de la imagen de la flor, combinando los dos elementos para que los veas al mismo tiempo.

8-tb-800x0

Via Book Cover Archive. Diseño por Tal Goretsky.

03. Crea un equilibrio

Démosle un vistazo a otra característica de una buena composición: el equilibrio. Al igual que un subibaja con un niño en un extremo y un adulto en el otro, cuando los diseños cuentan con un elemento muy pesado, visualmente hablando.

En este caso no estamos hablando de puntos centrales, porque el peso visual casi siempre separa estos elementos del resto del diseño. A lo que nos referimos es a los diseños que no están bien organizados; que quizás estén muy cargados, que tengan todo el texto de un lado del layout o que quizás no estén bien alineados y espaciados. Cualquiera de estos problemas y muchos más, así como el adulto, podrían desequilibrar tu diseño.

En aquellos diseños simples que solo cuenten con texto y una imagen, así como algunas de las landing pages y portadas que hemos visto, el equilibrio es una característica que adquiere una importancia especial: mientras más minimalista sea el diseño, más notables serán las fallas en el layout.

Toma como ejemplo la presentación del siguiente producto y observa como la imagen de abajo equilibra al nombre de la marca, pues ambos son aproximadamente del mismo tamaño y están conectados por el mismo color. Asimismo, la imagen en sí deja espacio para más texto, el cual se ha usado para mostrar los ingredientes de cada producto y su nombre específico, es un buen toque.

9-tb-800x0

Via Packaging of the World. Diseño por Dave and Misi Narcizo.

De la misma forma, este otro diseño crea un equilibrio tan solo con la posición del texto en la foto. Si el mismo se hubiese alineado al lado derecho, se habrían agrupados los dos puntos centrales del layout (la silueta en la foto y el texto en blanco), dejando un gran espacio vacío en la izquierda y creando una composición totalmente fuera de equilibrio. Así como está, ambos lados tienen el mismo peso visual, por lo que el diseño está equilibrado.

10-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Stefan Belavy.

04. Elige tu imagen con cuidado

Las imágenes en los diseños, juegan un papel mayor que el fondo o matices, ya que pueden brindar muchas otras características, como contexto, tono o emoción. Cuando dichas cualidades van con tu texto o lo complementan, la comunicación con tu audiencia será mucho más clara. Así que, a menos que tengas la intención de crear una contradicción visual en tu diseño, es mejor que tu imagen complemente al texto (y viceversa).

A continuación puedes ver un ejemplo interesante de este concepto. El difuminado de la imagen y la colocación del texto sobre los ojos del hombre refuerzan la idea del disimulo, que resulta ser lo que significa la palabra del título en español. Todas estas características del diseño actúan juntas para crear una composición en la que la relación entre el texto y la imagen sea tanto clara como visualmente interesante, pues ambos fluyen con facilidad.

11-tb-800x0

Via Book Cover Archive. Diseño por Jarrod Taylor.

Igualmente, observa este otro ejemplo. ¿Qué mejor forma de decir que tu producto es saludable que con fotografías coloridas de vegetales frescos? Y eso no es todo, porque el texto complementa tales conceptos, usando palabras que remarcan todo el sentido orgánico de la línea de productos. Como podrás ver, tanto las imágenes como el texto cumplen una función, expresar el mismo mensaje.

12-tb-800x0

Via Packaging of the World. Diseño por Cowan.

05. Crea un fondo para tu texto

Como lo mencionamos anteriormente, crear un espacio para tu texto en donde sea fácil de ver y leer es un paso importante en este proceso. Hay dos maneras principales en las que puedes hacer esto:

Seleciona una imagen con un espacio vacio. Esto hace referencia a nuestro primer consejo de composición. Fotos que tienen grandes areas despejadas, difuminadas o ligeramente desenfocadas, u otras caracteristicas que brinden un espacio minimamente detallado para el texto son las mejores candidatas. Esto es porque las imágenes altamente detalladas o saturadas detrás del texto pueden hacerlo difícil o imposible de leer.

13-tb-800x0

Via From Up North. Diseño por Erik Marinovich.

Por ejemplo, estas imágenes para redes sociales tienen el suficiente difuminado en las fotos del fondo, de tal forma que los objetos todavía son identificables, pero la tipografía encima no se desaparece.

14-tb-800x0

Via Yoplait.

Edita o agrega un efecto a la imagen. Planteemos esta situación: encontraste la imagen perfecta para tu proyecto, pero no es apta para colocarle el texto encima, quizás porque no tiene espacios libres o porque tiene muchos detalles interesantes. No tienes que frustrarte y cerrar la página o enviar la imagen a la papelera de reciclaje, puesto que todavía puedes usarla, solo que tendrás que trabajar un poco más para que tu texto sobresalga. Hay muchas formas en las que puedes hacer esto, entre las que se incluyen:

  • Agregar una figura en el fondo: Una figura transparente o lisa que cubra la parte de la imagen en donde irá el texto es una de las soluciones más comunes.
15-tb-800x0

Via Behance. Diseño por Charley Massiera.

16-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Caleb Royce Lummer.

  • Agregar una superposición transparente de color: Un bloque de color transparente que cubra toda la imagen puede ayudar a minimizarla y quitarle importancia a los detalles, creando una superficie para el texto que sea más visualmente uniforme.
17-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Christopher Lee.

18-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Ludmila Shevchenko.

  • Aclarando u oscureciendo la imagen: Si al agregar elementos demás a tu layout no es algo que te suene bien, a veces puedes editar la misma foto para que tu texto se destaque.

Por ejemplo, las dos fotos que ves debajo se han oscurecido para que el texto en blanco resalte:

19-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Simon Robinson.

Mientras que en este otro ejemplo, si bien algunas de las fotos ya tienen un valor y color más oscuro, hay un degradado oscuro en la parte inferior de cada imagen, que complementa aún más el texto:

20-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Kyril Ku.

06. Realza la visibilidad con color y contraste

Hacer que tu texto resalte de la página o pantalla es el siguiente paso después de elegir una imagen, pero si no estás usando una figura de fondo o cualquier otra técnica que te ayude, eso puede ser difícil. El color y el contraste son dos de las mejores maneras de lograrlo.

Color. Hay muchos enfoques que puedes tomar cuando eliges esquemas cromáticos para tus diseños, pero démosle un vistazo a dos en específico que se relacionan con la combinación de texto e imágenes.

  • Coordina tus colores: Si quieres un aspecto que sea coherente y armonioso, puedes intentar sacar colores directamente de tu imagen y aplicarlos al texto.
21-tb-800x0

Diseño por Family Design Co.

22-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Sam Thibault.

  • Elige opuestos: Por otro lado, si quieres un aspecto más radical, puedes intentar con combinaciones de color con mayor contraste y para ello, te puedes basar en el círculo cromático, eligiendo pares complementarios (u opuestos) como el azul y anaranjado o morado y amarillo, tal y como ves en los siguientes diseños.
23-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Vedad Siljak.

24-tb-800x0

Via Awwwards. Diseño por Stink Digital / Razorfish / Spotify.

25-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Andrew Pennington

Contraste. Puedes lograr contraste através del color (como visto en las imágenes previas), pero también através de características como tamaño, forma, posición y más. El diseño de la postal de abajo utiliza todas estas cualidades: el tamaño de las palabras contrastan una con la otra, al igual que la forma de las fuentes elegidas; la orientación inclinada y curva de la palabra 'ROAD' contrasta con el resto de la tipografía (pero sigue la inclinación de las montañas en la foto). Todas estas elecciones crean una composición visualmente interesante y ayudan al texto a destacar.

Más inspiración

Finalmente, veamos una variedad de diseños que combinan algunas de las técnicas que hemos mencionado con un buen resultado:

Este flyer: 1) cuenta con una foto que tiene un espacio libre y difuminado para el texto en la parte superior (y que posiblemente se ha aclarado); 2) ha sacado el color para el texto de la foto (observa las tonalidades turquesa en la camisa del hombre).

26-tb-800x0

Diseño por Family Design Co.

La portada de este libro: 1) utiliza una figura texturizada como fondo para la portada… 2) pero una foto con un espacio libre en la contraportada, en la que el texto va con la figura de la imagen; 3) tiene texto en colores contrastados (azul y anaranjado, una de las parejas complementarias del círculo cromático que mencionamos).

27-tb-800x0

Via Behance. Diseño por Ryan Szulc.

Esta landing page: 1) tiene una composición equilibrada verticalmente; 2) cuenta con un combo de texto/imagen que se complementa entre sí, tanto en lo que se refiere a estilo visual como en el tema/mensaje.

28-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Elliott Munoz.

La portada de este catálogo: 1) también tiene un layout equilibrado; 2) la imagen y texto actúan juntas para darle contexto al mensaje del diseño — la imagen muestra el producto de la compañía en acción y el texto explica sus beneficios.

29-tb-800x0

Via Dribbble. Diseño por Jarad Johnson.

Este folleto: 1) utiliza áreas de la imagen fuera de foco para colocar el texto; 2) incluye toques de color que hacen resaltar a ciertas partes del texto.

30-tb-800x0

Via For Print Only. Diseño por Brownstein Group.

Y eso es todo

Esperamos que ahora con estas nuevas ideas estés más motivado que nunca para iniciar tu nuevo diseño y si quieres empezar ya mismo, no dudes en aprovechar todas las opciones que Canva pone a tu disposición, como una selección de plantillas que sirven para toda clase de proyectos, al igual que las variadas colecciones de imágenes y fuentes si prefieres empezar desde cero. Y como de costumbre, ¡feliz diseño!

La mejor herramienta para crear diseños increíbles