La guía definitiva para dominar la distancia focal

Hablando de equipo fotográfico, los objetivos llegan a representar una inversión igual o muchas veces incluso mayor que la misma cámara. Así que vale la pena invertir bien. Entender y dominar la distancia focal, antes y después de comprar un objetivo, te asegurará una sabia decisión tanto para tu bolsillo como para tus imágenes.

Comprende y domina la distancia focal
Foto: Jakob Owens – licencia CC

Seguramente habrás visto la publicidad de los fabricantes de objetivos con un complejo acomodo de decenas de ellos, desde los más compactos hasta los que parecen misiles. Es más, muy probablemente te has encontrado confundido ante la decisión de qué lente adquirir, valorando sus características, versatilidad y precio.

Esa inmensa variedad y complejidad tiene que ver, en gran parte, con la distancia o longitud focal. Si no estás familiarizado con el término, es ese número seguido de las siglas mm (milímetros) con que se les clasifica. Por ejemplo, 50mm, 105mm o 70-200mm, en el caso de un zoom. Veamos qué nos dice ese número y, lo más importante, qué significa para tu foto. Así, la siguiente vez que tengas que comprar o rentar un lente, tendrás el dominio necesario para tomar la mejor decisión.

 

¿De dónde sale el número?

Echemos una brevísima mirada al marco teórico de la distancia focal. Una vez entendidos unos cuantos conceptos básicos pasaremos a ver lo que más nos importa: cómo sacarle provecho a la distancia focal para hacer mejores fotos, ¿te late?

Entonces, ¿de dónde sale ese número en los objetivos? Es la distancia que hay entre el centro óptico del objetivo y el sensor o película en tu cámara, que se llama plano de la imagen. En este diagrama, se ve más claro.

La distancia focal es la distancia entre el centro óptico del objetivo y el sensor o película en la cámara
Imagen hecha en Canva

Esto quiere decir que hay una infinidad de distancias focales. Pero, como ya lo sabes, se clasifican en unos cuantos grupos. Veamos cuáles son y qué los caracteriza.

 

Tipos de objetivos en relación a la distancia focal

Tipos de objetivos en relación a la distancia focal
Foto: ShareGrid – licencia CC

Hay principalmente tres categorías de objetivos dependiendo de su distancia focal:

  • Normal
  • Gran angular
  • Teleobjetivo

Hay, además, un par extras para establecer una clasificación más completa:

  • Ultra gran angular
  • Súper teleobjetivos

 

Normal

Objetivos normales
Foto: Yousef Espanioly – licencia CC

A este tipo de objetivo se le llama así porque el ángulo de visión que otorga es lo más cercano a nuestra mirada como humanos. Es decir, es un ángulo natural de visión para nosotros.

Usualmente se dice que el objetivo normal es el de 50mm. Ten en cuenta que esto es cierto solo para cámaras de rollo de 35mm (no te confundas, este número se refiere al tamaño del negativo) y las digitales full-frame, que es el tipo de cámara que tomaremos como ejemplo para las siguientes definiciones. Más abajo veremos por qué esto cambia con otras cámaras.

Como puedes ver en la foto anterior, lo que capta el objetivo normal es realmente similar a lo que verías tú si estuvieras frente a esa escena. Esto es lo que diferencia a un objetivo de otro: el ángulo de visión, que es la manera técnica de clasificarlos con base en qué tanto puede “ver” cada uno.

  • Ángulo de visión: alrededor de 46° (estos números varían entre distintas definiciones).

 

Gran angular

Objetivos gran angular
Foto: Dev Benjamin – licencia CC

Los objetivos gran angulares están por debajo del normal: tienen un ángulo de visión más amplio y, por lo tanto, proyectan un círculo de la imagen más grande. Algunas de las distancias focales más usuales son 28mm o 20mm.

  • Ángulo de visión: 60º a 110°.

 

Teleobjetivo

Foto tomada con un teleobjetivo
© Donald James Boyd

Se considera teleobjetivo a los objetivos por arriba del normal. Su ángulo de visión es más reducido y el círculo de la imagen que proyectan más pequeño. Puede ser desde un 85mm hasta 200mm o 300mm.

  • Ángulo de visión: 10º a 30°.

 

Ultra gran angular

Objetivo ultra gran angular
Foto: Justin in SD – licencia CC

Se define ultra gran angular a los objetivos con una distancia focal menor al lado más pequeño del sensor digital o del material sensible. En este caso serían los menores a 24mm, por ejemplo, un 18mm, 10mm o 6mm. Aquí entran los objetivos ojo de pez, que capturan una imagen distorsionada.

  • Ángulo de visión: 180° o más.

 

Súper teleobjetivo

Foto tomada con un super teleobjetivo
Foto: Scott Szarapka – licencia CC

Dentro de los objetivos telefoto se encuentran los súper teleobjetivos, que son los mayores a 300mm.

  • Ángulo de visión: 2º a 8°.

 

El siguiente diagrama te ayudará a entender mejor la relación entre la distancia focal y el ángulo de visión.

Relación entre distancia focal y ángulo de visión
Imagen hecha en Canva

Como bien sabrás, hay objetivos con longitud focal fija (los llamados prime lenses en inglés) y los hay con longitud focal variable, que son los que conocemos como zoom. Entremos un poco más a detalle en este tema, ya que tiene importantes repercusiones para el propósito de este post: decidir qué objetivos son los mejores para ti.

 

Objetivos fijos y variables

Diferencia entre objetivos fijos y variables
Foto: James Bold – licencia CC

Un objetivo de distancia focal fija –mejor conocido como objetivo fijo– tiene una sola distancia focal. De los más comunes son el 50mm o el 85mm. Podrías pensar que este tipo de objetivos son muy limitados pero muchos fotógrafos los prefieren, ¿sabes por qué?

 

Principales ventajas de los objetivos fijos

  • La calidad de los lentes en los objetivos fijos suele ser mayor que en los zoom. (Con lentes nos referimos a los cristales dentro del objetivo. A veces se le llama también lente al objetivo como tal, pero técnicamente esto es un error). Esta mayor calidad se ve específicamente en la nitidez que ofrece un objetivo fijo en comparación a un zoom, aunque no es el caso con todos los zoom.
  • El peso y el tamaño. Los objetivos fijos son mucho más compactos y ligeros. En cierto tipo de fotografía –o simplemente al andar con tu cámara por la calle–, esto puede ser una enorme ventaja. Seguro has escuchado que el fotógrafo debe ser como una mosca en la pared, ¿no? Así de imperceptible puedes ser con este tipo de objetivo.
  • La gran apertura. Los objetivos fijos son una excelente opción cuando quieres aperturas grandes (f2, f1.8, f1.2) y la reducida profundidad de campo que estas te permiten. Algunas de estas simplemente no existen en objetivos zoom o son equipos muy caros.
Objetivos fijos
Foto: Jacob Sapp – licencia CC
  • Algo que podría ser visto como desventaja es que, con una longitud focal fija, si te quieres acercar a una escena, ¡lo tienes que hacer con tus pies! La realidad es que esto puede ser un maravilla para tu foto, ya que te obliga a adentrarte en las escenas que fotografías y a trabajar con mayor cuidado tu encuadre.
  • Definen un estilo. Si te das cuenta de que el look que más te gusta es el de un 85mm o un 24mm, por ejemplo, puedes aprovechar eso y hacerlo tu estilo, logrando que tu foto sea inmediatamente reconocible.

Viéndolo así, los objetivos fijos tienen un caso muy fuerte a su favor, ¿no crees? Pero no descartes los zoom, porque también hacen de las suyas.

 

Ventajas de los objetivos zoom

Objetivos zoom
Foto: Michael Henry – licencia CC
  • Su ventaja más obvia es la versatilidad. Si tu tipo de fotografía necesita de un amplio rango de longitudes focales, con un zoom puedes tener en una sola pieza de equipo lo que tendrías en 3 objetivos fijos distintos.
  • El precio es otra ventaja a considerar. Si estás empezando en la fotografía, quizá no quieres o puedes invertir en un par de objetivos fijos pero sí quieres tener la opción de utilizar distintas longitudes focales. En este caso, un zoom puede ser tu mejor opción.
  • Necesitas velocidad. Tener varios objetivos fijos mientras haces foto social o de eventos, por ejemplo, significa que tendrás que estar cambiándolos constante y rápidamente. Hay fotógrafas que así lo prefieren y se acostumbran a hacerlo con destreza. Pero es indiscutible que tener varias longitudes focales disponibles con el simple giro de tu muñeca puede ser una bendición y una gran ventaja en cuanto a velocidad se refiere.

A fin de cuentas, el decidirte por objetivos fijos o zoom depende en gran parte del tipo de foto que hagas. Por eso es tan importante definirte como fotógrafo y no ser un todólogo. Teniendo claro a qué tipo de foto te dedicas, puedes hacer decisiones contundentes en la compra de tu equipo y en cómo lo utilizas.

 

¿Qué tan normal es lo normal?

Más arriba te dijimos que no siempre el 50mm es el objetivo normal, ¿recuerdas? Esto depende de la cámara y en específico del tamaño del material sensible, ya sea una película o un sensor digital.

Como vimos, se define al objetivo normal como el que otorga un ángulo de visión similar a cómo ve el ojo humano, que es de 46° grados aproximadamente. Cabe recalcar que un objetivo siempre va generar un mismo ángulo pero dependiendo del tamaño del sensor el resultado en la imagen va a variar.

Visualmente es más fácil entender esta diferencia.

Diferencia entre un sensor full frame y un sensor APS C
© Nirmal Ramo

Una gran diferencia, ¿no? Para que te quede más claro aún, considera lo siguiente: en una cámara de película de formato grande –de esas que parecen acordeones– donde se utiliza como material sensible una placa de 8 x 10 pulgadas, ¿cuál crees que es el objetivo normal? ¡El de 300mm!

Muy probablemente nunca llegues a usar una de esas cámaras pero dentro de las digitales hay varios sensores distintos. En la imagen anterior vimos la comparación de dos: formato FX (full frame) y APS-C o formato DX. Pero hay más y vale la pena conocerlos, al igual que la relación que tiene cada uno con la distancia focal. La manera más sencilla de entender esa relación es con el factor de recorte.

 

Factor de recorte

En las cámaras de rollo, todas las películas de 135 (los rollos comunes para una cámara de 35mm) eran del mismo tamaño, independientemente de la cámara que tuvieras. Con lo digital no es así de simple. Como ya vimos están las cámaras full frame y las que tienen sensor APS-C, pero también existen los sensores micro 4/3, CX y muchos otros.

Como ya vimos, esto tiene repercusiones en la distancia focal. Por esta razón existe el factor de recorte. Este factor de recorte es simplemente un número que ,al multiplicarlo por la distancia focal de tu objetivo, obtienes la distancia focal efectiva, es decir la que obtendrás en la imagen. El factor de recorte toma como base el sensor full frame. Esto quiere decir que si tu cámara es de este tipo tu factor de recorte es 1x o, dicho de otra manera, no tiene factor de recorte. A partir de ahí estos son los más comunes:

  • APS-C de Nikon: 1.5x
  • APS-C de Canon: 1.6x
  • Sony montura E: 1.5x
  • Micro 4/3: 2x
  • CX de Nikon: 2.7x

Entonces, si tienes una cámara Canon con sensor APS-C, como la Rebel T3i, y usas un objetivo fijo 50mm, sabrás que la distancia focal efectiva será de un 80mm (50x1.6). En el caso de una cámara Nikon formato DX, como por ejemplo la D90, utilizando de igual manera un objetivo 50mm, la distancia focal efectiva sería de 75mm (50x1.5).

Esta imagen te permitirá visualizar realmente las diferencias entre sensores.

Diferencias entre sensores

Quizá te estés preguntado qué hay con una de las cámaras más usadas por todo el mundo: la del celular. El sensor de un celular inteligente es muy pequeño, por lo que el factor de recorte suele estar entre 6 y 7.6x. Una distancia focal común para este tipo de cámara es de 5mm. Haciendo el cálculo nos damos cuenta que la distancia focal efectiva, por ejemplo de un iPhone 6S, que tiene una distancia focal de 4.15mm y un factor de recorte 7.2x, es de 29mm. Esta es la distancia focal perfecta para que salgan todos en la selfie de la fiesta.

Ahora, para redondear este tema de la distancia focal y que te vayas con herramientas prácticas para tus fotos, veamos qué aplicación tiene todo lo que hemos visto para tus imágenes.

 

¿Qué aplicación tiene la distancia focal en tus fotos?

Empecemos por lo más sencillo, que es generalizar los usos de los distintos tipos de distancia focal. Aunque ya verás que este tipo de reglas son para romperse.

La mirada angular

Por las características que otorga, como la amplitud y la gran profundidad de campo, el gran angulares utilizado sobre todo en paisaje y arquitectura.

El gran angular da amplitud para los paisajes
© Travis Burke
El gran angular da amplitud para fotos de paisaje
© Inga Pracute
El gran angular da amplitud en las fotos de arquitectura
Foto: Nicolas Hoizey – licencia CC

Emmanuel el Chivo Lubezki no entra en esta generalización. Muy comunmente, su fotografía de retrato está hecha con gran angular, haciendo de su respectiva deformación un elemento de su estilo.

Emmanuel Lubezki aprovecha la deformación del gran angular en retrato como marca de estilo personal
© Emmanuel Lubezki

 

Foto con el rey

El objetivo normal es la herramienta de poder para los retratistas. Con la tremenda nitidez que otorga, un bokeh atractivo y la capacidad de obtener una cortísima profundidad de campo, queda claro por qué se le conoce como el rey de los objetivos. Y más aún porque es un objetivo muy accesible en precio.

El objetivo normal es el más utilizado en retrato
© Natasha Kleo Kapinus
El objetivo normal es el más utilizado en retrato
© Sam Hurd
El objetivo normal es el más utilizado en retrato
© Nirmal Ramo

Pero de nuevo aquí se rompe la regla con los fotógrafos de paisaje que buscan darle una perspectiva más imponente a esos elementos que suelen estar al fondo de la imagen, como comúnmente son las montañas. Con un objetivo alrededor de los 50mm puedes obtener un primer plano atractivo y también darle presencia al fondo.

El objetivo normal también se utiliza en paisaje
© Matt Kloskowski
El objetivo normal también se utiliza en paisaje
Foto: Brendan Lynch – licencia CC

 

Para llegar lejos

Los teleobjetivos son muy usados en retrato también, especialmente para lograr fueras de foco pronunciados. Son una herramienta indispensable para el tipo de fotografía donde no te puedes dar el lujo de acercarte a tu sujeto físicamente. Esto aplica para foto de deportes, aventura, vida salvaje y, muchas veces, fotoperiodismo.

El telefoto se utiliza en retrato para lograr fueras de foco pronunciados
Foto: Hisu Lee – licencia CC
El telefoto se utiliza en fotografía de deportes
Foto: Johannes Waibel – licencia CC
El telefoto se utiliza en fotografía de vida salvaje
Foto: Mosum De – licencia CC

 

Más allá de lo técnico

La disancia focal tiene importancia técnica, pero también artística
Foto: The Nigmatic – licencia CC

Como puedes ver, el tema de la distancia focal empieza en el terreno árido de lo técnico pero se expande hacia temas importantísimos, como definir tu estilo y encontrar tu nicho en la fotografía. Con base en este entendimiento, y su buena dosis de práctica, rápidamente estarás dominando la distancia focal y tus imágenes serán la prueba.

Ahora que ya eres experto en temas de la distancia focal, experimenta añadiendo filtros y efectos con nuestro editor de fotos.

Nirmal Ramo es fotógrafo de viaje y amante de las palabras. Su trabajo se ha expuesto en galerías de México y de Londres. Escribe siempre tomando un chai. Es vegano, minimalista y sueña con conocer Nueva Zelanda. Conoce su mundo visitando www.nirmalramo.com y sigue su viajes en www.instagram.com/nirmalramo.

El editor responsable de este blog de fotografía es Enrique G de la G