¿El libro de recetas de la abuela necesita una pequeña actualización? Diseñá tarjetas perfectas para todas tus recetas en cuestión de minutos.

tarjetaspararecetas

Creá tarjetas para todos los gustos

Secretos trasmitidos de generación en generación, las recetas son una parte esencial de una familia o, incluso, de una comunidad. Asegurate de que no se pierda ninguna y creá una tarjeta para receta que haga honor al guiso de lentejas de la abuela.

Por supuesto, no podés pasarte más tiempo diseñando que cocinando. Por eso, Canva tiene cientos de planillas diseñadas por profesionales. Incluí cuadrículas, colocá imágenes y cambiá las fuentes tipográficas y, ¡listo! Ya tenés una tarjeta perfecta para imprimir o compartir con tus familiares y amigos. Con los layouts y las herramientas de diseño de Canva, podés pasar menos tiempo en la computadora y más tiempo en la cocina.

Diseñar una tarjeta para receta es pan comido

  1. Creá una cuenta de Canva para diseñar tus propia tarjeta para recetas.
  2. Elegí entre nuestra colección de plantillas de hermosos diseños.
  3. Sube tus propias imágenes o elige entre más de 1 millón de imágenes de archivo.
  4. Arreglá tus imágenes, añadí fantásticos filtros y editá el texto.
  5. Guardá y compartí.

Personalizá tus tarjetas para recetas en solo unos minutos

  1. Cambiá las imágenes. Subí tus propias imágenes o elegí las que quieras de nuestra biblioteca de imágenes, que tiene más de 1 millón de fotografías, gráficos e ilustraciones.
  2. Transforma la tipografía. Elige entre más de 130 frescas tipografías.
  3. Alterá el fondo. Elegí un fondo de nuestra colección o utilizá una imagen.
  4. Modificá los colores. Cambiá el color de las cajas de texto y del texto para darle tu toque personal.

Creá una tarjeta para receta que te represente

Crear diseños personalizados parece difícil, pero con Canva podés hacerlo con solo unos clics. Cambiá los colores con nuestra rueda de colores, elegí algunas de nuestras fuentes tipográficas e incluí elementos de diseño, como formas, líneas e imágenes. Una vez que hayas completado tu diseño, podés guardarlo como un archivo PDF, JPEG o PNG de alta calidad. Y no te preocupes: las manchas de tuco no salen, pero podés volver a imprimir tu tarjeta tantas veces como quieras.

Agregá una imagen o foto en tu diseño

¿Punto caramelo? ¿Punto nieve? A veces, los libros de cocina pueden ser muy confusos. Simplificá tus recetas con imágenes, para que tus hijos y nietos no pasen horas en Internet buscando explicaciones. Podés subir una imagen desde tu computadora para hacerlo más personal. Todas tus fotos van a quedar en tu carpeta de imágenes subidas para que puedas volver a usarlas cuando quieras. De lo contrario, también podés explorar la enorme biblioteca de imágenes de Canva, que cuenta con más de un millón de fotos profesionales que podés arrastrar y soltar directamente en tu diseño. Hay muchísimas imágenes gratis, y también podés elegir elementos premium por solo USD 1 cada uno.

Compartí tus tarjetas para recetas con quien quieras

Con Canva, compartir tus secretos culinarios es muy fácil. Hacé clic en el botón Compartir para enviar una copia de tu diseño por correo electrónico o publicarlo en redes sociales, como Facebook, Twitter y LinkedIn. ¿Querés preservar para siempre el secreto de los knishes de la tía Marta? Hacé clic en Compartir, dale acceso a tu diseño y enviale el enlace. Así, podrá trasmitir toda su sabiduría culinaria desde cualquier computadora, iPhone, iPad o dispositivo Android.