Crear facturas personalizadas nunca fue tan fácil. Elegí entre los cientos de plantillas prediseñadas de Canva y creá una factura hecha a la medida de tu negocio.

Con Canva, podés crear facturas que luzcan profesionales en cuestión de minutos. Reflejá la identidad de tu marca agregando el logo, los colores y las fuentes a cientos de plantillas de facturas personalizables con solo unos clics.

How to make an invoice - Canva

Creá una moderna factura personalizada

Tu identidad de marca es mucho más que una publicación en redes sociales. También es poder garantizarle siempre un buen servicio y una gran calidad a tu cliente.

Con Canva, podés crear facturas de manera gratuita y agregarle tu toque personal a cientos de plantillas creadas por diseñadores para que lo que alguna vez fue un documento aburrido se convierta en un elemento valioso que le transmita la identidad de tu marca al cliente.

Cómo diseñar una factura

  1. Abrí una página en blanco

    Primero, abrí Canva en tu computadora o desde tu dispositivo móvil. Si sos un usuario nuevo, podés registrarte en Canva con tu cuenta de Google o Facebook. Si ya sos usuario, solo iniciá sesión y buscá el tipo de factura que quieras.

  2. Elegí una plantilla

    Need some inspiration? Browse invoice templates for every industry, style and theme. Use the search tool to filter your results. Click on the template you like to add to your page.

  3. Descubrí funciones

    En la biblioteca de Canva, vas a encontrar millones de fotos, imágenes e ilustraciones profesionales. Elegí tu propio fondo, esquema de colores y estilo de fuentes. Usá bordes, líneas y cuadrículas para darle estructura a tu diseño.

  4. Seguí personalizando tu diseño

    Además, dale un toque personal subiendo tus propias imágenes, logos y otros elementos de marca. Combiná elementos de otras plantillas. Experimentá con tu diseño hasta que estés feliz con el resultado.

  5. Imprimilo o compartilo

    Descargá tu factura como PDF listo para imprimir o enviala por correo electrónico directamente desde el editor. También podés mandar a imprimir tus impresiones de alta calidad con Canva Print. ¿Querés hacer algunos cambios después? ¡No hay problema! Podés abrir el editor las veces que quieras para actualizar tu factura.

Diseñá una factura

Guardá tu diseño y volvé a usarlo

Con Canva, una vez que hayas creado una factura, podés guardar tu diseño y copiarlo con un solo clic.

Así, podés crear facturas nuevas para distintos clientes de manera sencilla y sin necesidad de empezar desde cero cada vez.

Solo tenés que actualizar la información, guardar tu factura y enviarla.

Subí los recursos de tu marca

Con Canva, podés subir el logo y las imágenes de tu marca de manera sencilla y usarlos en tus facturas.

Es muy fácil personalizar nuestras plantillas: podés cambiar los colores, las formas y las fuentes de cada una.

Con miles de colores y fuentes tipográficas y millones de imágenes e ilustraciones en alta calidad, nunca te vas a quedar sin opciones.

Enviá tus facturas directamente por correo electrónico

Cuando termines de diseñar tus facturas, podés enviarlas directamente por correo electrónico a tus clientes. Solo tenés que hacer clic en el botón Compartir o descargar el diseño como imagen o PDF en alta resolución para imprimirlo en la mejor calidad.

¿Necesitás hacer algunos cambios de último minuto? ¡No te preocupes! Podés acceder a todos tus diseños desde cualquier navegador o desde tus dispositivos móviles. Solo descargá nuestra aplicación gratis para iPhone, iPad o dispositivos Android desde el App Store o en Google Play Store.

Preguntas frecuentes

Estos son algunos de los elementos que no pueden faltar en una factura:

  • Los nombres y la información de contacto de las dos partes
  • El número de factura y otros códigos o números importantes
  • Una descripción del trabajo a realizar
  • La cantidad de tareas realizadas
  • Los términos y plazos de pago
  • El importe a pagar

No es necesario firmar las facturas. Por lo general, se requiere una firma formal cuando se redacta el contrato antes de que empiece el trabajo, pero no es necesario que incluyas la firma en tus facturas. Pero, claro, siempre puede haber una excepción a esa regla, según la compañía donde trabajes.

La mayoría de los empleadores y empleados utilizan una plantilla para asegurarse de que las facturas siempre se vean profesionales. Creá un diseño simple, limpio y minimalista para que todos los números y detalles se vean con claridad. Usá colores fríos, como negro, gris y azul, y fuentes clásicas y fáciles de leer.

Más diseños para empresas