Creá una postal magnífica que propague tu mensaje

¡Elaborá una postal para tu próximo proyecto con Canva! Si querés promocionar tu negocio, difundir tu evento o simplemente buscás una forma personal y divertida de compartir tu arte, comenzá con una postal impresionante.

Mockup_Postcard 2-01

Diseñá una postal con nuestra colección de diseños llamativos

Pensá en la última vez que estuviste en una tienda de regalos: ¿te acordás de la selección de postales genéricas y monótonas que viste? No pierdas el tiempo, ¡creá algo especial! Demostrales a tus amigos y seres queridos que te importan diseñando tus propias postales con Canva. Nuestras herramientas son muy fáciles de usar y te ayudan a transformar rápidamente tus fotos e ideas en una postal lista para enviar. Incluso si sos un diseñador novato, con nuestra colección de diseños profesionales cualquiera puede crear una espléndida y memorable postal.

También podés diseñar una postal cuya función no sea la correspondencia: creá una postal para promocionar tu negocio, servicio o evento. El diseño de una postal es una manera llamativa y simpática de transmitir tu mensaje por correo, a través de la ciudad, o compartido en Internet.

Creá una llamativa postal en menos de cinco minutos

  1. Abrí Canva y seleccioná el tipo de diseño “Postal”.
  2. Elegí entre nuestra colección de hermosos diseños.
  3. Subí tus propias imágenes o elegí entre más de un millón de imágenes de archivo.
  4. Arreglá tus imágenes, agregá filtros fantásticos y editá el texto.
  5. Guardá tu diseño y compartilo.

Enviá una postal original con imágenes de nuestra nutrida biblioteca

En los negocios, solo encontrás opciones un tanto limitadas de postales: fotos de monumentos locales o tarjetas de felicitación anticuadas. ¿Por qué no probás algo diferente? Nuestra increíble biblioteca con más de un millón de imágenes de archivo, gráficos e ilustraciones te da infinitas posibilidades, gracias a sus impresionantes fotos de todo el mundo y de todas las actividades que puedas imaginar. Con la cantidad de imágenes que tenés a tu disposición gratis o premium cada una a tan solo 1 USD, diseñar tu propia postal es mucho más divertido y además bastante más barato que comprarla en un negocio.

¿Querés que tu postal sea única? También podés subir tus propias fotos y utilizarlas junto a cualquiera de nuestros diseños para compartir fotos de tus vacaciones, tu familia o tus fotos preferidas de Instagram.

No diseñes a solas, ¡creá tu postal con un equipo!

Ya sea que son un grupo de mochileros creando una postal para conmemorar su viaje o un colectivo de artistas que buscan promover un espectáculo, con Canva no podría ser más fácil diseñar en colaboración. Podés compartir fácilmente tu diseño de postal con cualquier persona: simplemente marcando la opción de compartir, vos y tus amigos pueden editar y trabajar en tu postal juntos.

Tus diseños de postales se guardan en la nube, lo que significa que podés verlos y editarlos desde cualquier computadora con acceso a Internet o desde cualquier iPhone, iPad o dispositivo Android. No importa a dónde te lleven tus viajes, siempre vas a poder crear y editar postales para enviarlas a tus amigos y familiares.

Mandá tu postal a Canva Print o compartila por Internet

Cuando hayas terminado tu diseño de postal, solo hacé clic en "Enviar para impresión", y nosotros nos encargamos de imprimir tu diseño. Con nuestras distintas opciones de calidad de papel y de acabados, tus postales van a quedar increíbles. Además, ¡las entregamos directamente en tu casa!

¿Preferís ahorrar en gastos? Con un solo clic, podés compartir tu postal en Facebook o Twitter, y también enviarla directamente por correo electrónico. Así, ¡ni siquiera tenés que esperar a que pase el cartero!

Preguntas frecuentes

En el reverso de la postal, poné el nombre del destinatario y su dirección del lado derecho y escribí tu mensaje en el espacio designado. Después, firmá tu postal y buscá la oficina de correo más cercana.

La mayoría de las postales tienen entre 9 y 10 cm de alto y 12 y 15 cm. Las más chicas son ideales para materiales de marketing y correspondencia ligera, pero para comunicaciones más extensas y un diseño más flexible, es recomendable usar postales más grandes, de 10 cm x 23 cm, 14 x 20 cm, y 15 x 28 cm.

En general, no es obligatorio poner la dirección del remitente en una postal, ya que con la del destinatario es suficiente. De todas formas, siempre es buena idea incluirla si creés que es posible que la postal no vaya a llegar a las manos de tu destinatario.