Diseña propuestas comerciales únicas con el editor de Canva

Diseña una propuesta que te ayude a cerrar ese acuerdo tan esperado con las plantillas profesionales de Canva.

propuesta-1

Vende tus productos con una propuesta diseñada en Canva

Una buena propuesta comercial es una llave que abre un mundo de posibilidades para tu negocio, idea o producto. Las propuestas comerciales son útiles tanto para estudiantes como para gerentes de desarrollo de proyectos: pueden ayudarte a conseguir fondos, a cerrar tratos importantes y a presentar tus productos de manera interesante y sencilla. Ya le dedicaste mucho tiempo y esfuerzo a tus ideas, y el diseño de la propuesta no puede quedarse atrás; tiene que ser igual de bueno porque es lo primero que van a ver las personas.

Por suerte, diseñar las mejores propuestas no tiene por qué ser difícil. Las plantillas prediseñadas de Canva son perfectas para las personas que no tienen experiencia en diseño o que no tienen tiempo para crear una propuesta desde cero. Solo tienes que explorar la colección de plantillas disponibles y editar los elementos de diseño tanto como tú quieras. Descarga tu archivo como PDF, JPEG o PNG para impresión o para compartir en redes sociales.

Diseña una propuesta en cuestión de minutos

  1. Crea una cuenta de Canva para diseñar tu propia propuesta.
  2. Elige una opción de nuestra biblioteca de plantillas profesionales.
  3. Sube tus propias imágenes o elige entre más de 1 millón de imágenes de archivo.
  4. Arregla tus imágenes, añade fantásticos filtros y edita el texto.
  5. Guarda tu diseño y compártelo.

Usa la herramienta de texto de Canva para que tu propuesta se vea profesional

Diseña propuestas con el formato correcto y las herramientas de diseño de Canva. Elige una de las más de cien fuentes disponibles para lograr el tono apropiado para la ocasión. Añádele títulos, subtítulos y texto con tan solo un clic. También puedes cambiar el tamaño y el color de la fuente. Resalta los puntos claves de tu propuesta con las herramientas de texto de Canva.

Añade imágenes, iconos e ilustraciones

Usa imágenes para resaltar algunas secciones y partes del diseño. La biblioteca multimedia de Canva tiene más de un millón de fotos, iconos e ilustraciones de archivo para que uses gratis en tu diseño. Encuentra imágenes específicas y añádelas a tu propuesta con la herramienta de arrastrar y soltar. En Canva, seleccionamos cuidadosamente cada foto para asegurarnos de que se vea genial tanto en la versión digital como en la versión impresa.

Que tu diseño sea un trabajo en equipo

Diseñar una propuesta puede ser una tarea larga y difícil. Pero, en Canva, todo tu equipo puede ayudarte con el diseño. Comparte tu trabajo en un archivo editable y deja que todos aporten sus ideas y opiniones. Solo tienes que hacer clic en el botón Compartir, seleccionar la opción correspondiente y enviarles el enlace generado. Como Canva es un servicio en la nube, todos pueden acceder al diseño en cualquier momento y lugar, ya sea en su ordenador, portátil, iPad, iPhone o dispositivo Android.

Preguntas frecuentes

La propuesta debería comenzar con un resumen ejecutivo del desafío que quieres afrontar y la solución que propones. Luego, escribe en detalle el enfoque que adoptarás para solucionar el problema, resume los resultados y objetivos parciales del proyecto, explica la previsión del presupuesto, presenta al equipo, añade estudios de caso o testimonios y termina con un llamado a la acción.

En general, una propuesta de investigación tiene entre 2000 y 3500 palabras (entre 4 y 7 páginas). En realidad, no hay un mínimo o un máximo, pero no olvides que, muy probablemente, la persona que lea la propuesta también tendrá que leer muchas otras.

Una buena propuesta de investigación tiene las siguientes características:

  • Utiliza lenguaje claro y simple
  • Hace hincapié en los beneficios de tu investigación para las distintas disciplinas
  • Cuantifica datos y cifras de forma tal que se entienden con tan solo verlos
  • Demuestra que tu investigación será viable y práctica

Intenta no describir en exceso, pero tampoco omitas el tema central de la propuesta.